Ronna Keith, viuda del doctor Iglesias Puga, nos presenta a su hija, Ruth

¿Qué sabe Jaime a cerca de su hermanita y cómo ha reaccionado?
Mi hijo aún no tiene edad para explicarle nada, o ,al menos, para que lo entienda. Lo que sabe, por el momento, es que hay un bebé e casa... y está muy intrigado con la niña. La toca con mucho cuidado y mucho cariño. Pero realmente no cree que se entere todavía de lo que está pasando. Lo importante es que la primera reacción ha sido buena, positiva.
Ronna, la llegada a casa con la pequeña... y sin tu marido al lado ¿fue dura?
-Sí. Creo que fue el momento en que más eché en falta al doctor porque, cuando Jaime, fue un momento de euforia para él repitiéndome: "¡Lo conseguimos, lo conseguimos!", palabras que no se me van a borrar nunca de mi cabeza.
¿Cómo se enteró la familia de tu marido , especialmente Julio y Miranda, del nacimiento de Ruth?
-Estaban constantemente pendientes de mi. Me llamaban a cada poco. Julio me decía "para cuándo?". Son muy cariñosos conmigo. Por otra parte, Miranda y yo somos muy amigas, tenemos una muy buena relación. Ella siempre me llama para preguntarme si necesito algo. El día anterior al parto hablé con los dos y, cuando nació Ruth, Julio y Mirando fueron los primeros a los que llamé para darles la noticia. También quiero resaltar que Chábeli me llamó nada más enterarse.
Esta niña tendrá que conocer pronto España, la tierra de su padre ¿no?
-Sí. Me gustaría ir con ella y con Jaime antes de Navidad a Madrid donde tengo mi casa.
Nos decías hace dos meses que, desde la muerte de tu marido, te despertabas mucho por las noches, soñabas con él.
-Sí. Y las ultimas semanas de embarazo fue casi peor porque me sentía bastante incómoda. Y ahora, con la niña, es lógico que duerma menos aún.
Ha de ser duro soñar que el doctor está contigo y después despertarte y comprobar que....es tan sólo un sueño, Ronna.
-Sí. Pero no es malo. Al contrario: para mí es bonito soñar con mi marido. Merece la pena porque, en cierta manera, me siento reconfortada. Lo veo como algo positivo..dentro de la irremediable.
Con la mano en el corazón, Ronna ¿nunca has tenido horas bajas en las que le pase por la cabeza pensar: "Fue una locura todo"? Tal vez acaso te lo haya dicho alguna vez alguien.
-Jamás. Para nada. Y nadie me ha dicho jamás eso. Creo que la gente es bastante respetuosa.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más