Victoria Beckham se corta la melena para lucir su nuevo tatuaje

A Victoria Beckham le abrieron su salón de belleza preferido en domingo para cambiar radicalmente su look y eso es algo que el estilista Ben Cooke (que también se encarga de la cabellera de David) sólo hace por los Beckham.

La cantante y diseñadora estaba cansada de las largas extensiones que llevaba desde hace años y además quería que se viera su tatuaje vertical, que empieza en el cuello y termina en la espalda. Tras sus vacaciones en Marbella y en la Costa Azul italiana (en el barco del diseñador Roberto Cavalli), Victoria se fue a Londres aprovechando que su marido tenía que concentrarse con su equipo, el Real Madrid, en Austria. Y en Londres se produjo el cambio.

El domingo llegaba al salón Lockonego que Cooke tiene en el barrio de Chelsea. Él también se había encargado de las extensiones y la última vez que pasó por el salón para renovarlas fue durante el Mundial de fútbol de Alemania, hace un mes, y entonces se comentó que la visita a la peluquería le había salido por 1.500 euros. Seguro que entonces, Cooke ya tenía claro su nueva obra de arte.

Parece ser que Victoria quedó tan contenta con el cambio que, rápidamente, le mandó fotos por el móvil a su marido. Al día siguiente, salió a cenar con unos amigos por el barrio de Notting Hill y allí dejó que los demás viéramos su nuevo y atrevido estilo.

Más sobre: