Isabel Pantoja saca fuerzas de flaqueza y da un gran concierto

Isabel Pantoja no está pasando, al parecer, por su mejor momento. La cantante no ha podido cancelar algunas citas de su gira y se trasladó al aeropuerto de Málaga para viajar a Alicante, justo el día después de que Julián Muñoz pasara su primera noche en la cárcel. La cantante guardó silencio en todo momento, aunque, como se suele decir, la cara es el espejo del alma. Con el rostro desencajado y pálido, la tonadillera hizo caso omiso a las decenas de preguntas de los medios, aunque parece que el día del arresto agradeció, entre sollozos, la atención de la prensa. La agencia Efe se hace eco además de los comentarios de una empleada de la pareja, que aseguró que Isabel estaba "muy nerviosa y deprimida".

No obstante, Isabel hizo alarde de su profesionalidad y dio su concierto en la localidad alicantina de Almoradí, ante un publico entregado. La tonadillera se mostró relajada y agradeció con sonrisas y gestos amables los vitores y aplausos de su público. Sin entrar en comentarios personales, como es habitual en ella, afirmó sentirse 'muy feliz' de estar en Almoradí y expresó su deseo 'con todo corazón' de que el pueblo entero disfrutara de 'una noche bonita'.

El juez de instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Torres, decretó el jueves prisión incondicional para Julián Muñoz, que ha pasado su primera noche en la cárcel de Alhaurín de la Torre. El ex edil salió de los juzgados escoltado por varios guardias y esposado, mientras decenas de personas congregadas en el exterior del juzgado le increpaban e insultaban. El abogado de Muñoz, José María del Nido, explicó que su cliente se había declarado inocente de los delitos por los que estaba imputado, cohecho y malversación de fondos públicos, y que su declaración había sido breve. Del Nido indicó que el juez "no tenía pruebas sólidas en su contra, sólo conjeturas", pero que las había considerado suficientes para "determinar su ingreso en prisión".

Los problemas de salud de Muñoz
El letrado comentó que Julián recibió la visita de un médico a petición de la defensa, mientras esperaba en los calabozos del juzgado su turno para declarar. Este le habría proporcionado la medicación necesaria para tratar "los problemas de salud que tiene, arteriales y circulatorios". Del Nido concluyó asegurando que recurrirán y que el estado de ánimo de Julián era el "de cualquier persona que, sin creer que haya motivos para ingresar en prisión, es enviada a la cárcel". El letrado declinó dar más detalles sobre la declaración del ex edil o sobre otros detalles de la investigación, que están bajo secreto de sumario.

El político fue detenido el miércoles a las puertas de su domicilio, que posteriormente fue objeto de un registro por parte de la policía. Otros tres de los cuatro detenidos junto a Muñoz en la tercera fase de esta operación anticorrupción, también fueron trasladados a la prisión malagueña, mientras que el otro quedó en libertad bajo fianza. La "Operación Malaya" se ha saldado hasta el momento con un total de 62 detenidos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más