Carmen Cervera: 'Mis hijas son preciosas y están muy sanas'

'Ya hemos festejado el santo de una de ellas, de María del Carmen'

Las gemelas ya han nacido. Y Carmen no puede estar más feliz. «Las niñas son preciosas y están muy sanas», nos comenta en conversación telefónica desde Los Ángeles. Hasta allí se desplazó hace unos días con motivo del inminente nacimiento de las pequeñas. Como nos dijo en nuestro anterior número: «No quiero perderme nada». Y no lo ha hecho.

Permanecerá en Estados Unidos
La baronesa Thyssen ya ha tenido tiempo incluso de celebrar, el pasado domingo, su santo y el de una de sus niñas, el de María del Carmen (llamada así por ella misma y por su madre). La otra, tal y como contábamos, ha recibido el nombre de Guadalupe Sabina, «porque soy muy devota de la Virgen de Guadalupe y por mi abuela materna, Sabina. Luego, de mayor, que elija ella el que le gusta más». Entonces Carmen también nos dijo que permanecería en Estados Unidos un mínimo de dos semanas, tiempo suficiente para poner en regla los papeles de las niñas y para que las niñas no sean tan pequeñas para viajar. Luego, ya como madre de familia numerosa, volverá a España. Entonces decidirá si se queda unos días en su casa de Sant Felíu de Guixols o se establece en su residencia madrileña.

Por ello, Carmen ya se tomó un adelanto de las vacaciones navegando por aguas baleares con su hijo Borja y con la novia de éste, la modelo Blanca Cuesta, a bordo del «Mata Múa». El gran cambio llega ahora.

Más sobre: