• El verano parece ser la estación ideal para encontrar pareja. Muchas mujeres y hombres que se conectan en http://hola.parship.es aprovechan su tiempo libre y vacaciones para conocer de forma más profunda a esas personas con las que han intercambiado mensajes en Internet.


  • (*) por Leticia Brando

    Con la llegada de las vacaciones, muchos de los singles españoles, activan de forma más intensa su búsqueda de pareja. Los expertos señalan que las feromonas humanas, esas sustancias causantes de la atracción tienen un efecto mayor con los primeros calores.
    Sucede que con el alargamiento del día, el calor provoca que las personas pasen más tiempo fuera de casa: paseando, haciendo compras, disfrutando la playa o chapoteando en la piscina. Del mismo modo, las personas parecen más propensas a relacionarse. Muchos de los usuarios que han comenzado a conocer personas desde el buzón de PARSHIP. es, acostumbrados a escribir sus primeros mensajes en la tranquilidad de sus casas o en el calor de un ciber café cercano, comienzan a atreverse a pasar de esa primera comunicación virtual al encuentro personal.

    SALVANDO LAS DIFERENCIAS
    Mientras unos aprovechan el verano para concertar las primeras citas, otros aprovecharán el verano para planear las primeras vacaciones juntos. Una vez que se encuentra el amor en PARSHIP, muchas parejas comienzan a vivir la rutina diaria de cualquier pareja. El inicio de una relación por Internet no es un método tradicional pero poco a poco se va transformando en un medio cotidiano más para conocer a personas. Es evidente que una vez surgidas las primeras citas, una vez adquirido cierto conocimiento del otro, una vez que se va consolidando la relación, también llega el momento de planear las vacaciones. Los más afortunados planearán destinos exóticos como Bora Bora, isla de donde acaban de llegar el flamante matrimonio formado por Nicole Kidman y Keith Urban. Otros planearán lugares más cercanos. Después de todo, España tiene lugares hermosos, donde los paisajes hablan por sí solos. Cuando se planean las primeras vacaciones, surgen expectativas, ilusiones pero también temores ante lo inesperado. ¿Cómo será esta mujer tan elegante, tan educada, con la que me río siempre que salgo a cenar cuando está recién levantada en un sitio de veraneo?, se cuestionará él. Mientras que ella podrá tener dudas sobre si él no perderá su actitud divertida, jovial al verse todos los días en un mismo lugar.

    Más sobre

    Regístrate para comentar