Tony Anikpe ha contraído una enfermedad tropical

A punto de cumplirse seis meses de su ingreso hospitalario, la calma y la felicidad parecen no estar dispuestas a instalarse en la vida de Raquel Mosquera. La joven peluquera trata de salir adelante después de sus problemas de salud e intenta superar los enfrentamientos con su familia, sus cuestiones matrimoniales, y además, lucha por mantener su empresa después de que se rumorease que se encontraba al borde de la quiebra. Raquel lo está haciendo en silencio, con enorme esfuerzo y con el trabajo diario, al que ha estado acostumbrada siempre. Sin embargo, ahora, un nuevo problema se viene a sumar a sus complicaciones.
Desde que regresara de su país natal, hace unas semanas, el marido de Raquel Mosquera no se encuentra bien. Por ello ha acudido a diferentes médicos hasta que éstos, finalmente, le han enviado al Centro Nacional de Enfermedades Tropicales, situado en el hospital Carlos III de Madrid.

Podría ser malaria
Según fuentes hospitalarias, Tony ha venido acudiendo en las últimas semanas de forma habitual a este centro médico, y en ninguna de estas ocasiones acompañado por Raquel. Después de numerosas pruebas y análisis, finalmente se le ha diagnosticado una enfermedad tropical, que probablemente sería malaria.
Se trata de una enfermedad parasitaria, cuyos síntomas habituales son fiebre, escalofríos y anemia. La posibilidad de contagio a su mujer o a su hija son nulas, ya que de un humano a otro sólo se transmite mediante la picadura de mosquitos infectados, los anofeles, que sólo habitan en climas tropicales.

Muy vigilado
No cabe duda de que si ésta es la enfermedad que padece el nigeriano, la habría contraído en una de sus frecuentes visitas a su país natal. Lo cierto es que quizá Tony se había relajado en lo referente a esta enfermedad y no había tomado los medicamentos de profilaxis, ya que, según los estudios, las personas que habitan estas zonas endémicas suelen desarrollar cierta inmunidad hacia la enfermedad.

Un año complicado
Tony ha visitado el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales, en Madrid, en varias ocasiones, pero sólo ha quedado constancia gráfica de dos de estas visitas. Ambas veces ha acudido solo, sin Raquel, y ha sido sometido a diferentes pruebas. En la imagen se puede apreciar cómo Tony abandona el centro médico con unas radiografías en la mano. Tony no ha necesitado ingreso hospitalario y se encuentra en casa siguiendo el tratamiento médico que le han prescrito. Por el momento no tiene previstas más visitas al hospital, ya que éstas fueron continuas en tanto que se le establecía un diagnóstico, algo que ya ha sucedido. A partir de ahora es probable que el seguimiento de la enfermedad lo haga su médico de cabecera. No hay duda de que éste no está siendo un buen año para Raquel Mosquera.

Más sobre: