Anne Igartiburu y Álvaro Fuster juntos en la noche madrileña

La imagen fue tomada hace dos meses. En ella se puede ver a la presentadora Anne Igartiburu y al empresario e íntimo amigo del Príncipe de Asturias, Álvaro Fuster, juntos en la noche madrileña. Con un grupo de amigos, salieron a tomar algo y dieron un paseo por las calles de la capital. Entonces, la presentadora Anne Igartiburu y el bailarín Igor Yebra ya habían roto su matrimonio -ruptura que se produjo hace seis meses-, aunque la noticia -que ofrecimos en nuestro número anterior en exclusiva- aún no había salido a la luz. Pero no hay que llevarse a engaño: por ahora son amigos y residentes en Madrid. Según hemos podido saber de fuentes muy próximas a la presentadora, entre ellos existe una buena amistad. Anne conoció al empresario cuando más apoyo necesitaba y Álvaro se lo brindó. La ayudó en los peores momentos, tras tomar la decisión de separarse.

Buena Química
Congeniaron y salieron juntos con un grupo de amigos. Vamos, que hubo buena química entre ellos. Bien es cierto que el empresario ha mostrado cierto interés por ella y Anne, por su parte, descubrió a un hombre muy interesante en él. No obstante, la presentadora no se encuentra -por ahora- en condiciones de iniciar una nueva relación sentimental. Tal y como destacábamos la pasada semana, en la ruptura del matrimonio no han existido terceras personas, al menos no por su parte. Anne, ya separada de hecho desde hace seis meses, podría rehacer su vida cuando quisiera y no tendría porqué ocultar nada. Y aunque lo que se está fraguando entre ellos podría llegar a algo más, no se puede hablar por el momento de una relación formal.
La presentadora acaba de iniciar sus vacaciones y se alejará de todo y de todos -sólo viajará con su hija Noa- para pensar y meditar su futuro. El tiempo le dirá si finalmente de la amistad que mantiene con el empresario surge algo más.
Entretanto, continúan los trámites para la separación amistosa entre la presentadora y el bailarín que pondrán fin a un año y medio de matrimonio. De hecho, en estos últimos días y aprovechando una de sus cortas estancias en Madrid, Igor firmó varios documentos en este sentido.

El amigo del Príncipe
Los hermanos Fuster, Álvaro y Ricky, mantienen una estrecha amistad con Don Felipe desde los tiempos del colegio. Don Felipe estaba especialmente unido a Álvaro, su compañero de pupitre y otras aventuras en el Santa María de los Rosales. La amistad se prolongó en el tiempo y Álvaro fue uno de los dieciocho testigos del Príncipe en su boda con doña Letizia. Y cuentan quienes bien lo saben que desde entonces la relación entre los dos mejores amigos se enfrió, y ahora se ven con mucha menos asiduidad aunque se mantienen permanentemente en contacto. En cierto modo es lógico. Al fin y al cabo Fúster, a sus 38 años, continúa soltero y sin compromiso -de hecho, está considerado uno de los "solteros de oro" del panorama nacional-, mientras que Don Felipe hace ahora una vida de familia. Dedicados a la explotación de la energía eólica, los hermanos Fuster han creado una gran empresa en la que compaginan sus funciones. Con una formación muy parecida en el terreno profesional, no han seguido caminos paralelos en los terrenos sentimentales. Mientras que Ricky se casó con la mexicana Mónica Navarro, a Álvaro se le han conocido -o adjudicado- muchas conquistas. De hecho, coincidiendo con la boda del Príncipe, se habló de algo más de una amistad con la hermana Telma Ortiz, la hermana de Doña Letizia. Pero sólo quedó en eso: un rumor para los que se apuntan a las versiones sin confirmar.

Más sobre

Regístrate para comentar