Carmen Martínez-Bordiu y José Campos celebran la gran fiesta de su boda

LLegó la esperada fiesta. La noche del sábado Santander se echaba a la calle para ver a Carmen Martínez-Bordiu, José Campos y toda la corte de famosos que recorrieron la alfombra blanca engalanada con lirios que daba acceso al Hotel Palacio del Mar, decorado para la ocasión con telas blancas simulando una ‘haima’ del desierto. Hacia las siete y media de la tarde, entre aplausos y ovaciones, llegó el novio, vestido con pantalón y guayabera negros, regalo de unos amigos suyos de Panamá y afirmando: ‘Me he vestido así, porque Carmen me lo ha dicho’.

José Campos y Carmen Martínez-Bordiu ya habían celebrado su boda religiosa en Sevilla, pero aquella ceremonia estaba reservada para los familiares y amigos más íntimos. La fiesta, con el resto de amigos, estaba preparada para la velada del sábado.

Fue cerca de una hora y media después cuando Carmen Martínez-Bordiu, con un vestido de seda natural en color blanco roto del diseñador Manuel Mota y escote palabra de honor hacía su aparición. Con un semirecogido y pendientes largos, accedía a la fiesta confesando: ‘Estoy muy emocionada, me siento más feliz que nunca’, algo que se le reflejaba en la cara y con lo que también estuvieron de acuerdo las miles de personas que se agolpaban a los alrededores y que la jalearon al grito de 'guapa, guapa'.

Los invitados

Los invitados, cerca de 700, fueron llegando poco a poco y tuvieron la oportunidad de saludar a los novios en la escalinata del hotel.
De los primeros en llegar fueron los familiares directos de Campos. Sus dos hermanas y su madre lucieron diseños de Ladrón Guevara. También se pudo ver al presidente del Rácing, Francisco Pernía, al presentador y gran amigo del novio Felisuco y el coreógrafo y bailarín Poti, quien aseguró que los novios habían elegido una rumba como primer baile.

No faltaron los barones Hottinger, los duques de Sevilla, los señores de Meirás, Ana Miterrand, y Leandro de Borbón. También asistieron Isabel Preysler, gran amiga de la novia y Marisa de Borbón que viajaron juntas hasta Santander.

Tampoco se perdieron la cita personajes mediáticos como Hilario Pino, Jaime Peñafiel, Lucia Hoyos y caras tan conocidas como Vicky Martín Berrocal, el cantante Pepe ‘El Marismeño’, la modelo venezolana Veruska y al decorador Abelardo Ruiz con una peculiar levita a rayas rojas.

Ausencias
Al igual que pasara en la ceremonia religiosa, el gran ausente fue su hijo Luis Alfonso de Borbón y su mujer Margarita de Vargas, residentes ambos en Venezuela y para los que Carmen había reservado una suite en el Hotel Real. Como ya hiciera en la anterior ocasión, Carmen disculpó su asistencia asegurando que lo llevaba en el corazón y que no hacía falta que compareciera, añadiendo: ‘Hablé con él antes y después de la ceremonia religiosa de Sevilla, y entre nosotros esta todo claro’. Tampoco asistión en esta ocasión su madre, Carmen Franco Polo. Sí lo hizo su hija Cynthia Rossi

Más sobre: