Algarve, un destino ideal de vacaciones para reponer energías

  • Golf
    Al igual que las playas de arenas doradas, también los greens del Algarve se extienden hasta perderse de vista. El clima mediterráneo, la belleza natural y la calidad de los campos hacen de la región uno de los mejores destinos de golf de Europa. Actualmente, el Algarve dispone de cerca de 30 campos de golf, todos ellos con excelentes condiciones para practicarlo durante todo el año.

  • Saboree
    Al-Gharb, que significa "El Occidente", fue el nombre escogido por los árabes para un bello pedazo de tierras. Pueblos ilustres como los fenicios, los cartagineses y los romanos dejaron sus marcas en el lenguaje, costumbres y modo de vida de los algarvíos. Los castillos, las fortalezas, las calles estrechas, las platabandas, las azoteas y las chimeneas, delicadamente adornadas, son algunos de los valiosos legados de esos tiempos.
    Desde Lagos y Sagres partieron las carabelas que el Infante D. Henrique llevó a descubrir nuevos mundos. Todavía hoy, la Ponta de Sagres recuerda la época de los Descubrimientos Portugueses y el coraje de los navegantes algarvíos. Los trabajos en lino y en yute, la cerámica, la cestería y las cataplanas de cobre, son algunos de los tesoros que hoy todavía se realizan de forma artesanal.
    De las virtuosas manos del pueblo algarvío también salen auténticas obras-primas que se aprecian en la mesa. Las caldeiradas de pescado, la típica sardina asada, las cataplanas de marisco y los guisos serranos se aprecian con los mejores vinos de producción algarvía que también acompañan a sabrosos quesos y embutidos artesanales. En cuanto a los dulces, el D. Rodrigo, el dulce de higo y los finos dulces de almendra son por sí solos una buena razón, si no hubiese tantas otras, para visitar el Algarve.

  • Diviértase
    Algarve es animación durante todo el año. En la calle, en las salas de espectáculos, en las discotecas, en los bares o en los casinos hay programas para todos los gustos. Los zoos, los parques temáticos y los parques acuáticos prometen días enteros de pura diversión. Por la noche, el Algarve se llena todavía más de vida y basta con salir a la calle para sentir su ritmo contagiante. Junto a la costa, las gentes se mezclan y hacen hervir de vida las plazas, calles y avenidas que se extienden hasta la playa. La noche es cada vez más una postal turística del Algarve.
  • Más sobre

    Regístrate para comentar