Algarve, un destino ideal de vacaciones para reponer energías

La luz, el calor, los vibrantes colores del paisaje. En el Algarve todo es fuente de energía. Aproveche para recargar baterías. Durante todo el año, las playas, las reservas naturales, las aldeas típicas, los campos de golf, los castillos y las fortalezas se presentan en todo su esplendor. La historia, la cultura, y la gastronomía popular se ofrecen sin esfuerzo a quien las quiera conocer. Las gentes del Algarve llevan muchos años conviviendo con otras culturas y están habituados, desde siempre, a acoger a quien los visita. Tal vez sea por eso que del Algarve siempre se lleve buenos recuerdos y muchas saudades.

  • Sumérjase
    Distinguida por su calidad, la costa del Algarve tiene tantas playas como gustos de quien la visita. El sol y las temperaturas que se hacen sentir dentro y fuera del agua invitan a descubrir estos tesoros naturales durante todo el año. De Odeceixe a Vila Real de Santo António hay 200 km de acantilados, ensenadas, grutas y extensos arenales. Auténticas postales ilustradas, las playas del Algarve son famosas por sus aguas transparentes y arenas doradas, pero tienen mucho más para descubrir. El mar agitado de la Costa Vicentina invita a practicar deportes radicales como el surf y el bodyboard. El Barlovento, con sus magníficas grutas esculpidas en las costas acantiladas, es el escenario ideal para relajantes paseos en barco. Siguiendo la línea de la costa, están los extensos arenales de las playas de Sotavento, donde se practica el windsurf, el jet ski y el buceo, con la belleza de las Islas de Ria Formosa al fondo.

  • Respire hondo
    El sol en abundancia y la amena temperatura hacen del Algarve el hábitat ideal para numerosas especies de plantas y animales. Junto a la franja costera, el Parque Natural de Ria Formosa le da la bienvenida con un espectáculo natural en el que sobresalen las formas y colores de las aves autóctonas. La Reserva de Sapal de Castro Marim y Vila Real de Santo António, así como el Parque Natural del Suroeste Alentejano y la Costa Vicentina, son otros escenarios naturales que se ofrecen para interesantes caminatas a través de recorridos marcados.
    Explorando el terreno hacia el Algarve profundo se encuentran iguales motivos de encanto. La mezcla de verdes y tonalidades de marrón son los colores de un Algarve que se conoce por el nombre de Barrocal. Aquí, pueblos y villas de otros tiempos exhiben sus tesoros entre naranjos, algarrobos, higueras y también bellos almendros que a principios de cada año cubren el Algarve con el blanco de sus ramas en flor. Más al norte, las Sierras de Monchique y de Caldeirão también esconden en sus depresiones muchos tesoros en estado salvaje.
  • Más sobre

    Regístrate para comentar