Rosa Benito: 'Rocío Jurado tenía que proteger a Rocío hija'

"Una de las cosas que nos dijo la abogada es que nosotros tuviéramos un pacto y no habláramos. Yo he sido la primera sorprendida", con estas palabras Rosa Benito, mujer de Amador Mohedano, hablaba por primera vez después de que se desvelara la última voluntad de Rocío Jurado. Rosa desmentía así que fuera algún miembro de la familia quien ha dado a conocer estos datos dos días después de la lectura del testamento.

Rosa confirmó que su hija mayor Rocío Carrasco es la heredera universal mientras que a sus hijos menores, José Fernando y Gloria Camila, les ha dejado la legítima, tal y como estipula la ley. "Todo lo que ha hecho antes del matrimonio con José Ortega Cano -comentaba Rosa- ha sido para su hija mayor, que es su heredera universal. Rocío fue con su abogada al notario el mismo día que dio una rueda de prensa en su casa para dar a conocer que tenía cáncer. Fue a la abogada sola con un montón de chuletitas, no permitió que nadie le dijera nadie. En casi dos años no ha modificado nada".

No han faltado especulaciones al saber que Rocío hija era la principal beneficiaria, lo que para Rosa tiene una clara explicación: "Rocío lo tenía todo muy pensado y sabía perfectamente que José tiene mucho más que ella, por eso le ha dejado sólo su parte en la ganadería y la legítima a los niños pequeños porque sabe que tienen el apoyo de su padre. Rocío Carrasco no tiene ni padre ni madre y la tiene que proteger. Adoraba a su hija y a sus nietos. Con Jose hicieron separación de bienes y cada uno tiene lo suyo".

La generosidad de Rocío ha llegado a sus hermanos, que han recibido más de lo que esperaban, y a su gran amigo y secretario, Juan de la Rosa. A él le ha dejado el dúplex que Rocío compró para que fuera a vivir a Chipiona cuando tuvo que retirarse. La casa estaba a nombre de la cantante y ahora está a nombre de Juan.

Más sobre

Regístrate para comentar