Ortega Cano viaja a Miami con sus hijos para asistir al homenaje a Rocío

José Ortega Cano y sus hijos, José Fernando y Gloria Camila, ya están en Miami. A pesar del dolor, el torero ha querido estar en el funeral que mañana sábado se oficiará por Rocío Jurado en la ciudad en la que vivían durante sus estancias en Estados Unidos.

Para Ortega - un hombre de luto por dentro y por fuera- no es un viaje fácil y él mismo lo reconocía a su llegada al aeropuerto americano: "Tengo que ir aunque con mi estado anímico no tengo fuerzas...pero voy a estar el sábado en la misa porque va a haber muchísima gente. Además, es el cumpleaños de mi hijo y quiero estar con él allí".

Desde el fallecimiento de su mujer, hace ya quince días, Ortega ha vivido recluido en su casa de La Moraleja y en los recuerdos de Rocío. Sólo ha salido de allí para volver con sus hijos a Chipiona. Él visitó la tumba de Rocío mientras los niños aguardaban en el hotel, y de allí ponían rumbo a su finca sevillana ‘Yerbabuena’, donde tocó las campanas a muerto en la capilla en la que contrajeron matrimonio hace once años.

Rosario Mohedano grabará un disco
Con José Ortega Cano no ha viajado Rocío Carrasco, la hija mayor de Rocío, que ha visitado prácticamente todos los días la casa de La Moraleja desde que falleciera su madre. Rocío tiene en su novio, Fidel Albiac, su mayor apoyo, y sus hijos, Rocío y David, vuelven a estar con ella después de que en los últimos días de vida de La más grande estuvieran con su padre, Antonio David Flores.

La vida sigue para la familia de Rocío Jurado y su sobrina, Rosario Mohedano grabará en breve su primer disco. La hija de Amador lo contó durante su asistencia a la Feria de la Tapa cuando comentó que Capi y Paco de Lucía le habían propuesto empezar ya a trabajar en el álbum.

Más sobre

Regístrate para comentar