El ciclón Nadal: un día en la vida del jugador que revoluciona las pistas de tenis

El rey absoluto de la tierra batida, la estrella de las pistas, el ciclón que arrasa. Estos son sólo algunos de los apelativos que se ha ganado a golpe de raquetazo Rafael Nadal, el tenista del momento, el deportista que despierta pasiones, el «sex-symbol» de las canchas, con un todopoderoso brazo izquierdo, capaz de enlazar una victoria tras otra hasta batir el récord de partidos consecutivos ganados, que ostentaba desde 1977 el argentino Guillermo Vilas, con 53. Sucedió hace escasos días en las pistas de París, donde Rafa defiende con uñas y dientes el título de campeón de Roland Garros (es el español más joven en llegar a una final del torneo galo), logrado el año pasado. Llegó, vio y venció al sueco Robin Soderling en tres sets. Y de paso se convirtió en el mejor tenista en tierra batida de todos los tiempos. Ahí es nada. Con veinte años recién cumplidos, el mallorquín es el número 2 del mundo, siguiéndole los pasos (y que no se despiste) a su rival en pistas y en contratos publicitarios, el suizo Roger Federer, a quien este año ha vencido ya en varias ocasiones seguidas, y se estima que en lo que va de año ha ganado más de un millón de euros. Rafa Nadal ha dejado de ser una promesa del tenis para convertirse en una realidad. Y cada paso que da aumenta su leyenda, a la par que su cuenta corriente.

Fotografiado con una joven
Según el «ranking» de la revista «Forbes» publicado hace casi un año, los ingresos del cabeza de lista, Federer, eran de 11 millones de euros anuales, contando los premios deportivos y la publicidad. Nadal se quedaba en 5,6 millones, aunque desde entonces su popularidad y su carrera han crecido como la espuma, y la fuerza de su imagen contrasta con la sobriedad del suizo, pese al dominio que éste tiene aún en el circuito profesional. Los dos comparten los servicios de la misma agencia de representantes, IMG, y también el patrocinio de la firma Nike, una de las primeras en apostar por el jugador nacido en Manacor, con quien tiene un contrato hasta el año 2008. Otros patrocinadores de Nadal son Cola-Cao y la marca coreana de automóviles Kia, con la que tiene contrato hasta 2007. Pero la marca más veterana en apoyar a Nadal es Babolat, que le proporciona las raquetas desde que tenía once años. El modelo que usa Rafa, AeroPro Drive, es uno de los más vendidos, muestra del magnetismo que desprende. También entre el público femenino, que cada vez aprecia más su atractivo físico (recientemente fue fotografiado en cariñosa actitud con una joven morena).

Las ganas que tenía de llegar a Roland Garros se lo comían. Pero eso «es bueno. Me gusta esa tensión. Antes de que empiece un partido siento como un temblor, como si la adrenalina fuera subiendo... A mí me encanta, son sensaciones que hay que disfrutar, aunque conlleven al mismo tiempo algo de sufrimiento». Rafa ha llegado al torneo tras vencer el Masters Series de Roma, el Trofeo Conde de Godó, el Masters Series de Montecarlo y el Torneo de Dubai. La curiosidad que despierta es cada vez mayor. ¿Cómo es un día en la vida de un campeón? Acompañamos al tenista durante su estancia en Mónaco el pasado abril, donde se alzó con la victoria en el Masters de Montecarlo.

Más sobre: