El mundo del arte, la cultura y la política llora la muerte de Rocío Jurado

Teresa Campos, muy amiga de la familia y una segunda madre para Rocío Carrasco (a quien ayudó en su periplo de comentarista de televisión), estuvo en todo momento discreta apoyando a la joven. Montserrat Caballé liberó, tal vez, algunas de las palabras más bellas dedicadas a la Chipionera: "Ella ha sido un halo de aire fresco entre todos nuestros corazones". Concha Velasco, Pedro Almodóvar, Paco Valladares, Charo Reina, Rosa Valenty (muy afectada, con orquídeas blancas en honor de la artista), Pepe Rubio, Sara Montiel (que recordó lo implacable de esta enfermedad con su marido y su madre) y un largo etcétera de hombres y mujeres que la conocieron en familia, y en el trabajo. Todos ellos quisieron transmitir que la voz prodigiosa de la artista permanece. "De Rocío nos queda siempre su voz". "Es única". Sara Montiel la recordó como una luchadora tremenda: "Ha luchado contra la enfermedad". Y lo hizo tanto que cumplió muchas de las cosas que deseaba. "Rocío Jurado se ha ido como una leona maravillosa".

Antonio Morales, lágrimas aún vivas
Pedro Almodóvar, recién aterrizado de Cannes, quiso acudir a la capilla ardiente. Y habló con mucha admiración de la artista: "Rocío Jurado se ha agigantado con la enfermedad". Así, gigante y valiente, se ha ido. Nos ha dejado su voz, pero se ha llevado lo más preciado: la admiración y el respeto de todos cuantos la conocieron. En su última entrevista, concedida a Jesús Quintero, ya mostró su talante luchador. "Si la enfermedad me vence, no será porque no lo he peleado". Como lo peleó Rocío Dúrcal y toda su familia. Antonio Morales, Júnior, habló para un programa de televisión. Con la voz entrecortada, y lágrimas obvias, logró articular un pésame aunque confesó que no hallaba fuerzas "para ir a darles un abrazo. Pero se lo mando desde el fondo del corazón".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más