El Centro Cultural de la Villa de Madrid acogió la capilla ardiente de Rocío Jurado

El Centro Cultural de la Villa de Madrid se ha vestido hoy de luto para rendir el último homenaje a Rocío Jurado, la genial artista de la copla que ha fallecido la pasada madrugada en su casa de Madrid. Hasta las siete y media de la tarde de hoy, sus familiares han recibido las condolencias de cerca de diez mil personas. A las ocho, tal y como estaba previsto, el féretro con los restos mortales de la artista emprendía viaje hacia Chipiona. El furgón fúnebre con los restos mortales de Rocío Jurado salía del chalé de La Moraleja poco después de las nueve y media de la mañana escoltado por seis motoristas de la Policía Local y seguidos por un coche en el que viajaban Amador Mohedano y el abogado Marcos García Montes.

Una hora más tarde, el resto de la familia dejaba la casa para dirigirse al Centro Cultural de la Villa donde a las doce quedaba abierta la capilla ardiente, abierta hasta las ocho de la tarde para que todos sus admiradores puedan despedirla. Desde primera hora de la mañana, horas antes de que fuera abierta, cientos de madrileños hacían cola en la plaza Colón para rendir su último homenaje a La más grande.

Frente al féretro, cerrado y cubiertos con la bandera española y la andaluza, la familia recibía las condolencias de su familia y amigos. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, acompañado de su mujer, Mar Utrera, les esperaban frente al Centro Cultural de la Villa. Más tarde llegaban la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre así como las ministras de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y la de Sanidad, Elena Cabrera. Un sinfín de rostros conocidos, compañeras de Rocío y compañeros de su marido, Ortega Cano además de amigos se han acercado asimismo para dar el último adiós a la genial y querida artista. Carmen Sevilla, María Teresa Campos, Marta Sánchez, Paco Valladares, Ángel Nieto, Francisco Rivera, Espartaco, Joaquín Cortés, Manuel Díaz, El Cordobés, Pedro Almodóvar, Pepe Barroso y su mujer, Mónica Silva, Bibiana Fernández son sólo algunos nombres de la larga lista que han dado el pésame a la familia de la cantante.

Especialmente emotiva fue la presencia de Rosario Flores frente a quién Rocío Carrasco rompió a llorar sin consuelo. No hay que olvidar que Lola Flores, otra gran artista de la canción española, falleció hace once años también a causa de un cáncer e igualmente su capilla ardiente fue instalada en el Centro Cultural de la Villa.

Más sobre

Regístrate para comentar