Leve mejoría de Rocío Jurado

Como ha venido sucediendo durante todo el fin de semana, la familia de Rocío Jurado, una piña en estos momentos, no se ha separado de su lado esta noche. Las luces de uno de los salones principales de su chalé de La Moraleja han permanecido encendidas durante toda la noche, clara señal de que no eran horas de descanso para ellos sino tiempo de espera. La cantante se encuentra algo mejor, la situación no es tan crítica como lo fue el pasado fin de semana y así lo ha confirmado su médico de cabecera, Alejandro Domingo.

Esta mañana, el doctor aseguraba que el coma en el que se encuentra la cantante es más superficial, "el proceso en el que se encuentra -añadía- no es de un desenlace inmediato a no ser que entre en un cuadro de crisis". El nivel de conciencia se ha recuperado un poco y Rocío continúa estable dentro de la gravedad. Esta mejoría fue el motivo por el que Fidel Albiac, novio de Rocío Carrasco salía de la casa de La Moraleja pasadas las tres de la madrugada. Este detalle hacía pensar, como así ha sido, que la artista había mejorado dentro, por supuesto, de la gravedad en la que se encuentra.

Anoche, al dejar ‘Montealto’, la vivienda familiar de Rocío en Madrid, el doctor Domingo aseguraba: "Continúa sedada e inconsciente". Más de cien personas, la mayoría periodistas pero también muchos admiradores de la artista, que querían conocer de primera mano la evolución de La más grande, han permanecido durante todo este fin de semana frente a las puertas de la casa de Rocío.

Más sobre: