Desde el pasado viernes las informaciones que llegan sobre el estado de salud de Rocío Jurado son preocupantes. Las últimas declaraciones de su médico, Alejandro Domingo, nos revelanban que tiene una acentuación de pérdida de conciencia y continúa "estable dentro de la gravedad".

No ha habido cambios en este largo fin de semana para la familia de la artista. Su hermano y representante, Amador Mohedano, confirmaba la información del doctor Domingo y aseguraba que la familia está preocupada y "esperando a ver qué puede pasar. La cosa está muy complicada".

El doctor Domingo permaneció desde las 11.00 de la noche del sábado junto a la artista en su residencia de La Moraleja, y se fue poco antes de las siete de la mañana. Después, regresaba a las diez y permanecía junto a su paciente y la familia más de una hora.

En el momento de salir : "Rocío Jurado está dormida y sigue estable dentro de la gravedad" (...) "Rocío tiene un corazón muy grande, pero además tiene un corazón muy fuerte", señaló el médico. A su vez, informó que el diestro José Ortega Cano se encuentra "muy afectado, lo mismo que toda la familia" y que "todos ellos se encuentran muy unidos". Ayer, cuando llegó al domicilio, Domingo reconoció que su visita no era "rutinaria" y que el estado de salud de la artista había "empeorado". Señaló que "sufre una insuficiencia hepática grave y preocupante" y que se encuentra en "una de las etapas más críticas" de su enfermedad desde su regreso de una clínica en Houston.

Toda la familia junto a Rocío
Numerosos familiares han ido llegando paulatinamente de madrugada a la casa de Rocío Jurado, vestidos con ropa oscura y con los semblantes visiblemente afectados. El primero en acercarse fue su hermano y agente artístico, Amador Mohedano, sobre las 23.30 del sábado, con traje negro y acompañado de su esposa, Rosa, que por la tarde iba vestida de color en una de sus visitas a la casa y a última hora de la noche apareció completamente de negro. La cantante Rosario Mohedano, sobrina de la artista, llegó sobre las 0.00 horas, también de oscuro y con semblante de dolor. Tras ella, accedió a la casa una hermana de Ortega Cano, que aparecía enlutada y admitió que su cuñada está "mal, muy mal"y que había pasado muy mala noche".

Poco antes se pudo ver una UVI móvil que llegó a la residencia de la Moraleja y que, tras permanecer cerca de una hora aparcada en la entrada, la abandonó sin transportar a ningún paciente en su interior. Esta mañana, entraron en la residencia de la cantante el marido de su hermana Gloria, a quien acompañaba en su vehículo Lourdes, una amiga personal de Rocío Jurado que estuvo con ella durante su estancia en un hospital de Houston (Estados Unidos).

Más sobre

Regístrate para comentar