Informaciones contradictorias sobre el estado de salud de Rocío Jurado

El estado de Rocío Jurado, coraje y valor, que ha sorprendido (y sorprende) a médicos y profanos, por su fuerza ante la enfermedad, alarmaba esta misma mañana a todos al extenderse la noticia de un repentino empeoramiento de su frágil salud.

El rumor había comenzado cuando, durante la inauguración de la Feria del Libro de Madrid, la Ministra de Cultura, Carmen Calvo, se hizo eco de una supuesta noticia sobre una recaída de Rocío y comentó que la cantante había "sufrido un infarto cerebral". El comentario de la Ministra, que expresó su "pesar por lo ocurrido", provocó que en pocos minutos diferentes medios se hicieran eco de la noticia y numerosos periodistas se congregaran a las puertas de la residencia de Rocío en la Moraleja.

Desmentido de Ortega Cano y Amador Mohedano
La propia familia de la cantante ha desmentido las informaciones asegurando que Rocío se encuentra bien dentro de su delicado estado de salud. Al parecer, el propio José Ortega Cano afirmó que la cantante había padecido "problemas de tránsito intestinal" que ya estaban superados. En este mismo sentido se había pronunciado el médico de Rocío, el doctor Alejandro Domingo, cuando abandonaba la residencia de la familia tras una visita a Rocío.

Amador Mohedano habló con los medios congregados a las puertas de Villa Jurado por la tarde y declaró que la cantante "está dentro de la normalidad de lo que es la enfermedad". "Estamos en esos momentos que tiene la enfermedad. No hay que alertar tanto. La situación está controlada. No hay nada distinto a días atrás" y confirmó que "la crisis hepática la trae desde hace tiempo". El que ha sido en más de una ocasión portavoz de la familia aseguró que "Rocío sigue luchando hasta que Dios le dé fuerza" y que "ahora no podemos viajar a Chipiona porque físicamente tiene que recuperarse un poco más". El hermano de la más Grande comentó que no entendían "el porqué de las declaraciones de la ministra de Cultura" y que Rocío estaba, en todo momento, acompañada por su familia.

Después de un fin de semana en el que Rocío Jurado sufrió una recaída, la familia respiró aliviada el lunes cuando vieron cómo la cantante se incorporaba y seguía en su particular y denodada lucha por la vida. Su esposo afirmó, en esta ocasión, que su mujer ya había pasado fases peores y mejores en el transcurso de la enfermedad. La fortaleza de la cantante queda fuera de toda duda. Sus imágenes saliendo del hospital y sus deseos nunca perdidos por acudir a Chipiona.

Dos años de lucha
Muchas han sido las ocasiones en las que Rocío Jurado ha logrado vencer a su enfermedad "y salir por la puerta grande", de pie y con todos los honores. La última, el pasado veintiocho de abril, cuando salió del hospital Montepríncipe y manifestó una y otra vez su deseo por visitar la Virgen de Regla, de la que es ardiente devota. Sin embargo, el viaje se fue retrasando y demorando hasta esperar mejores tiempos. En su residencia de La Moraleja, las últimas semanas han sido un trasiego de familiares y amigos que querían, de primera mano, conocer el estado de salud de Rocío Jurado, una mujer que ha sabido llenar con su fuerza los escenarios; y con su coraje, el corazón de muchos hombres y mujeres que ven en ella un ejemplo de superación.

Más sobre: