Deporte y glamour se unen en la fiesta previa a los Laureus

La sala oval del Palacio Nacional de Montjuic, en Barcelona, acogió la noche del domingo un cóctel que congregó a numerosos rostros conocidos del deporte internacional, un aperitivo a la entrega de los premios Laureus que es el lunes. En el evento, organizado en asociación con la revista ¡HOLA!, se congregaron cerca de 800 invitados que degustaron un menú confeccionado por el restaurador Sergi Arola.

El rey don Juan Carlos, que ya presidiera la noche anterior una cena de gala junto a los Príncipes de Asturias y los Duques de Palma en la Casa Batlló, también se unió a esta celebración, que estuvo amenizada con ritmos tan españoles como el flamenco. La protagonista de Mujeres desesperadas, Teri Hatcher, que será una de las encargadas de presentar la entrega de estos galardones, asistió con un elegante vestido del diseñador Alessandro Dell’Acqua. La actriz, que estuvo acompañada de su hija, disfrutó del tradicional espectáculo de los castellets, pirámides humanas, y de los ritmos andaluces hasta altas horas de la madrugada.

Deportistas como Arancha Sánchez Vicario, Miguel Induráin, Mónica Seles y el tenista Boris Becker, desfilaron por la alfombra roja junto a otras personalidades como Isabel Preysler, que llegó con su hija Tamara, Nieves Álvarez, con su marido Marco Severini, y Estefanía Luyck, que, según aseguró, lleva espléndidamente su embarazo.

El mundo del cine estuvo representado en las figuras de Adam Rodrigues, uno de los protagonistas de la serie CSI, y Elsa Pataky, que acaba de terminar una película en la que comparte cartel con Samuel L. Jackson. Lorenzo Quinn con su esposa y una espectacular Valeria Mazza, que lució un vestido negro con transparencias, fueron otras de las caras conocidas de la noche.

Más sobre

Regístrate para comentar