Confesiones de Carmen Cervera: 'Estoy pensando en adoptar un bebé'

—La herencia de su esposo fue motivo de enfrentamientos entre el barón y sus hijos. ¿Cree que fueron los días más amargos que vivió el barón?
Sí, sin lugar a dudas, fueron años de mucha lucha, de enfrentamientos, de tristeza; un padre jamás desea luchar contra un hijo. Pero, gracias a Dios, todo el tema de la herencia se solucionó en vida de Heini. Su familia no nos dejó vivir nuestra felicidad como hubiéramos deseado. Hoy, sin embargo, mi relación con los hijos de Heini es perfecta y cordial. —Se acaba de cumplir el cuarto aniversario del fallecimiento del barón. ¿Cómo se ha enfrentado a la vida desde entonces? Con dolor y tristeza. Procuro tener la cabeza ocupada, trabajar mucho para evitar que la tristeza me invada. Le echo mucho de menos. La fe me ha ayudado a superar su muerte, así como la pérdida de mi madre y de mi hermano. Rezo todas las mañanas.
—¿Cómo se consigue, si es que se consigue, superar la desaparición de un ser querido?
—No lo sé, aún no lo he conseguido, con mucha fe.
—¿Se siente sola?
—Sí, muchas veces.
—¿Se imagina sin pareja el resto de su vida?
—Sí, creo que sí. No creo que me vuelva a enamorar.
—Si llegara un nuevo amor, ¿cómo tendría que ser?
¡Uff!, qué difícil. Estoy convencida de que no me volveré a casar. No soy una puritana, puedo salir de vacaciones con amigos, hacer viajes, pero no estoy enamorada.
—¿Es muy exigente con su hijo, Borja?
Supongo que como cualquier madre.
—¿Hacia dónde quiere su hijo dirigir sus pasos profesionales?
Está coleccionando obra gráfica; quiere labrarse su propio futuro. El es capitán de barco y comandante de helicóptero, le encanta bucear y le gustan casi todos los deportes de riesgo, y yo sufro mucho cuando los practica.
—¿Le aconseja o prefiere dejarle que él mismo decida, aunque se equivoque?
Consejos, los justos. Borja tiene su propio criterio, prefiere decidir él.
—¿Le hubiese gustado ser madre por segunda vez?
Sí, me hubiese encantado. Estoy pensando en adoptar un bebé.
—¿Se siente con fuerzas?
Sí, creo que los hijos son la alegría de la vida.
—¿De qué se siente más orgullosa?
De respetarme a mí misma, de ser como soy, sin dobleces, y de no haber hecho daño a nadie, al menos de manera consciente.

Más sobre

Regístrate para comentar