Belén Esteban, desolada en el último adiós a su padre

Belén Esteban vive momentos muy difíciles tras el fallecimiento la semana pasada de su padre, Francisco, que llevaba tres años luchando contra una grave enfermedad. Belén, apoyada en su madre y su hermano, llegó el pasado fin de semana al tanatorio madrileño de la M-30 donde se instaló la capilla ardiente. La joven vestía de negro riguroso y tenía y en su cara, repleta de lágrimas, quedaba patente el pesar por la pérdida de su padre a quien estaba muy unida.

El sábado, en el cementerio de La Almudena, se incineraron los restos mortales del patriarca de los Esteban. Belén, completamente desolada, se aferró al féretro momentos antes de la inhumación. Su padre falleció en el hospital Ramón y Cajal donde fue internado en repetidas ocasiones durante el proceso de su enfermedad. La familia recibió el apoyo de numerosos amigos entre los que no faltaron algunos rostros conocidos. Óscar Lozano, que salió con Belén durante dos años, acudió a dar su pésame a la familia, como también acudió Francisco García, la última pareja de la joven. Amador Mohedano y su mujer Rosa Benito, compañera de Belén en el espacio de televisión ‘El programa de Ana Rosa, llegaron con su hija mayor, Rosario. Sin embargo, no asistió ningún miembro de la familia Janeiro.

Más sobre: