Carmen Martínez-Bordíu y José Campos se casan este verano

Carmen Martínez-Bordíu y José Campos contraerán matrimonio a principios del verano, justo un año después de haberse conocido. La fiesta de la boda, a la que asistirán quinientos invitados, será el 8 de julio, en el hotel Palacio del Mar, de la capital cántabra, cuyas habitaciones y salones han sido reservados en su totalidad por Carmen y por José. Los salones del hotel serán decorados especialmente para la fiesta, bajo la supervisión de la propia Carmen. La cena consistirá en un «buffet » y el menú será especialmente elegido por los novios.Es segura la presencia de un famoso cantante,que amenizará la noche de la fiesta.

Tras abandonar el mencionado establecimiento hotelero,la popular pareja se dirigió hasta el Sardinero para visitar la casa que Carmen ha comprado y que será su nuevo hogar de casados.Situada en uno de los lugares más privilegiados de la ciudad, frente a la bahía,la vivienda tiene unos doscientos cincuenta metros habitables,más otros quinientos de jardín. Según nuestras informaciones, la ceremonia de la boda de Carmen y de José se celebrará en la más estricta intimidad,bien en el Pazo de Meirás,propiedad de la marquesa de Villaverde,o en alguna iglesia de Santander.

—Carmen,una boda religiosa.
Efectivamente.Nos casamos a principios de este verano,justo al año de habernos conocido.
—Por él,por ti,por los dos...
Lo hago por mí.José está dispuesto a lo que yo quiera:por la Iglesia,por no la Iglesia.
—La verdad,que te lo pone fácil.
Si me caso por la Iglesia es porque está más de acuerdo con mis convicciones.Exactamente.Con la edad que tengo,el matrimonio es un sacramento,y como soy una persona creyente,quiero casarme con todas las de la ley,pero de la ley divina,no la humana.
—En una boda religiosa hay padrinos.
Tampoco está eso decidido.
—Lo más normal es que fuera tu hijo Luis Alfonso.
O mi hermano Francis. Como cuando me casé por primera vez mi padrino fue mi abuelo,Francisco Franco,pues en ésta,a lo mejor lo es mi hermano. Pero lo cierto es que todavía no se lo he pedido ni a uno ni a otro.

Más sobre: