María José Campanario y Jesulín se refugian en 'Ambiciones'

Los Ubrique han cerrado filas alrededor de María José Campanarios y es imposible escuchar una palabra sobre la detención de la mujer de Jesulín a causa de su presunta participación en la denominada operación ‘Karlos’, que investiga delitos de fraude a la Seguridad Social, cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental en Jerez de la Frontera.

María José salía el pasado sábado de madrugada de los juzgados, previo pago de la fianza de 24.000 euros decretada por el juez y que fue depositada por José Luis Segura, apoderado de su marido, y desde allí se dirigió a Ambiciones. La emblemática finca que Jesulín de Ubrique mandó construir escenificando su éxito se ha convertido en el refugio perfecto para el matrimonio mientras continúa, bajo secreto de sumario, la investigación judicial. En Ambiciones está también Jesulín y la hija de ambos, Julia y allí logran la tranquilidad que en su casa de El Bosque no podrían conseguir.

Ni Jesulín ni María José han salido de la finca estos días. El diestro está decidido a continuar con los compromisos que tiene contratados y el próximo sábado toreará en Úbeda, Jaén. Seguramente, como ya pasó el sábado pasado en Zahara de los Atunes, evitará hacer comentario alguno sobre la delicada situación de su esposa.

Los únicos miembros de la familia que hasta el momento se han dejado ver han sido , Carmen Bazán y su hijo menor, Víctor. Únicamente se dejan ver entrando o saliendo de la casa aunque, por supuesto, no han hecho ni un solo comentario.

Más sobre

Regístrate para comentar