De hospital a hospital vivió Isabel Pantoja su última jornada hispalense. Si primero fue a visitar a su hermano mayor, Bernardo, que se encuentra ingresado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, por heridas en abdomen y tórax producidas por arma blanca, al parecer, y como él mismo ha comentado, cuando dos hombres quisieron robarle; poco después, la cantante se quedó ingresada en la clínica Infanta María Luisa. Isabel Pantoja acudió a realizarse una analítica, pero allí mismo los doctores le detectaron una subida de azúcar que recomendaba su ingreso para someterse a cuidados médicos.

Julián Muñoz a su lado
Quien no se ha separado de su lado ha sido Julián Muñoz. Parco en palabras, y sin querer dar mayores explicaciones a la prensa, el novio de Isabel Pantoja desmintió con rotundidad que la cantante estuviera ingresada por una operación de pólipos en la garganta. Insistió el ex alcalde de Marbella, en que el único motivo de la estancia hospitalaria de su pareja es la subida de azúcar. Además, aclaró, que la artista se encuentra bien y que, con seguridad, será dada de alta en los próximos días. También acudió a la clínica para estar junto a su madre, Kiko, quien no quiso hacer ninguna declaración cuando se le preguntó por el estado de salud de la cantante.

Un mes atrás
Hace menos de un mes, tal como refleja la fotografía que acompaña esta información, Isabel Pantoja y Julián Muñoz viajaron a Argentina y recibieron el calor y el aplauso de todos los seguidores de la cantante en el país latino. En este viaje reciente, se pudo ver a la pareja muy relajada y feliz, olvidándose de todas las tensiones acumuladas en los últimos meses. Allí, Isabel Pantoja deslizó la posibilidad de retirarse de los escenarios y comenzar a vivir tranquila. Sin embargo, su aterrizaje en nuestra tierra, y sus deseos de paz, se ha visto ensombrecida por el incidente que ha llevado a Bernardo, el hermano mayor de Isabel Pantoja, al hospital, y por sus inesperados problemas de salud.

Más sobre

Regístrate para comentar