Después de más de dos meses ingresada en la clínica MD Anderson de Houston, Rocío Jurado ha vuelto ya a España. La cantante ha llegado a Madrid a las siete de la mañana a bordo de un avión privado, cedido por un amigo de Rocío y su marido, José Ortega Cano, equipado con los aparatos médicos necesarios para atender a la más grande durante el largo viaje. El convoy formado por Rocío Jurado, su marido José Ortega Cano y su hija Rocío Carrasco, dos médicos y dos enfermeras, partió de Houston la tarde de ayer.

Pasadas las ocho de la tarde, hora española, despegaba el avión-ambulancia del aeoródromo William P. Hobby Texas mientras que a las seis y media salían, en un vuelo regular, el resto de los familiares que han acompañado a Rocío estos dos largos meses. Su hermana, Gloria, acompañada de su marido, Rosa Benito, esposa de Amador Mohedano, Fidel Albiac, novio de Rocío Carrasco, y Lourdes Jiménez, amiga de la familia han llegado esta mañana al aeropuerto de Barajas tras hacer escala en Miami.

Volverá a abrazar a sus hijos pequeños
Una vez que el avión medicalizado ha llegado a Madrid, Rocío ha sido inmediatamente trasladada al hospital Montepríncipe en una ambulancia escoltada por un coche policial. En la citada clínica, se le realizará una revisión y después, según especificaba ayer el hospital Anderson de Houston, podrá volver a su casa de La Moraleja.

Pero antes, la cantante podrá volver a abrazar a sus hijos y nietos. Su hermano, Amador Mohedano, comentaba ayer que lo más seguro es que los niños la visiten hoy en el hospital después de haber estado más de dos meses librando una durísima batalla contra su enfermedad en Estados Unidos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más