Mar Flores nos presenta a su hijo, Beltrán

Acompañada de su marido, Javier Merino, abandonaron la clínica donde dio a luz el pasado domingo

Radiante de felicidad, Mar Flores salió de la clínica madrileña donde dio a luz el pasado domingo con el pequeño Beltrán en brazos. El pequeño dormía plácidamente, mientras los fotógrafos plasmaban la estampa familiar y los periodistas preguntaban a la pareja qué tal había todo, ajeno al revuelo que su presencia había generado. "Todo ha ido de maravilla, ha sido un parto sin complicaciones" comentó a su salida la modelo, quien dijo además, que a pesar que había trascendido que el pequeño se parecía a la familia de su marido, ella no le encuentra aún ningún parecido.

Sus hermanos aún no conocen a Beltrán
Mar explicó que Javier no había estado en el parto, "esperó fuera" dijo riéndose y que sus hermanos Carlo, de 13 años, -hijo que la modelo tuvo de su anterior relación con el aristócrata italiano Carlo Constanzia de Costiglione- y Mauro, de tres años, el primer hijo del matrimonio, aún no conocían a Beltrán, pero que estaban deseando ver al bebé.

En cuanto al nombre elegido, el matrimonio explicó que no lo habían elegido por nada en particular, simplemente era un nombre que les gustaba mucho. Tras la breve sesión fotográfica Mar Flores subió a un coche, conducido por Javier Merino, con el pequeño Beltrán en brazos para llevarle a casa. Beltrán pesó al nacer 3,350 kilos y midió 51 centímetros.

Más sobre: