Rodeada por toda su familia, Rocío Jurado sigue ingresada en el hospital Medical Center de Houston aunque, al parecer, no es cierto que haya tenido que ser trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos para "tener un mayor control" como informaba ayer la agencia EFE refiriéndose a fuentes médicas del citado hospital. La cantante permanece ingresada en el citado centro desde el pasado veintitrés de enero del que sólo salió los días que estuvo en el rancho texano de unos amigos. Sin embargo, nuevas complicaciones hicieron que tuviera que regresar al hospital.

Junto a Rocío continúa su marido, José Ortega Cano, que viajó con ella desde España para la revisión a la que sucedieron las citadas complicaciones, así como su hija mayor, Rocío Carrasco, el novio de ésta, Fidel Albiac, los dos hermanos de Rocío, Amador y Gloria acompañados de sus respectivos cónyuges, y Lourdes, gran amiga de Rocío. Paco, el hermano mayor de Ortega Cano, ya ha regresado a España y fue el diestro quien le acompañó al aeropuerto para despedirlo. Por el momento, el resto de la familia no tiene planeado regresar a España como también es improbable que la cantante sea trasladada a nuestro país hasta que recupere fuerzas.

El proceso de recuperación de Rocío continúa siendo lento. Al parecer, el tratamiento contra el cáncer de páncreas sigue su curso y los agravamientos se han producido por otras dificultades ya que La más grande ha perdido mucho peso y se encuentra muy débil.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más