José Campos y Martín Pareja Obregón enseñarán a cocinar con humor

—Nueve meses ya juntos.
La gente no nos daba ni un mes juntos y, ¡fíjate!,ahí estamos. Ya llevamos juntos un verano, una Navidad y, si Dios quiere, los que vengan. A Carmen le pareció fenomenal este proyecto desde un principio. Ella ha sido quien nos ha apoyado. Le pareció una idea genial.

Habla Martín
—Con Campos y conmigo la risa está asegurada —interviene Martín, autor del proyecto, como él mismo cuenta —.Yo tenía idea de hacer un programa de televisión, porque me gusta mucho la cocina. Entonces se lo comenté a José por teléfono. Luego, tras conocerle personalmente en la Candelaria, conectamos de inmediato y nos hicimos íntimos amigos. «Yo quiero llevar a cabo esa idea contigo», me dijo José, a lo que le respondí: «Bueno, pero tengo entonces que cambiar el guión». Y lo cambié para dos personas. Me fui a Santander, hicimos el programa piloto y, claro, cuando lo vimos nos partimos de risa.
—Os habéis encontrado dos almas gemelas, como quien dice.
Sí. José es un hombre muy abierto y quiere conocer a mucha gente. Y yo le presento a todo el mundo, porque es un tío muy sano y muy llano.
—Parece que has cambiado los toros por los platós de televisión.
Yo soy empresario taurino. Llevo quince plazas de pueblos, a las que hay que unir las de Castro Urdiales y la de Ampuero, que voy a coger aquí en Santander. De todas formas, participo en festivales taurinos benéficos.
—Pero más en la televisión.
Bueno, yo llevo haciendo televisión unos años y estoy muy a gusto en ese medio. Al principio, entré un poco despistado y, claro, pagas las novatadas. Ahora lo que estoy haciendo son programas muy «light», como «¡Mira quién baila!».
—José dice que Carmen está encantada con el proyecto.
Como loca. Incluso nos ha dicho que ella tiene que salir en alguno de los programas. Cuando vio el piloto se partió de risa igualmente. Tuvimos que parar la cinta de lo que nos reíamos.

Más sobre

Regístrate para comentar