Rocío Carrasco vuelve a sonreír en Houston junto a Fidel Albiac

Fidel Albiac llegaba a Houston el pasado lunes para apoyar a su novia Rocío Carrasco que desde el día cinco de este mes apenas se separa de su madre, Rocío Jurado, hospitalizada en el prestigioso Medical Center. Rocío Carrasco más animada por la llegada de su novio acudió al aeropuerto para recogerle y desde allí se trasladaron al hotel en el que la familia de Rocío Jurado se aloja desde su llegada a la ciudad texana.

Después de unos días tan difíciles en los que el estado de salud de su madre se ha agravado, aunque siempre ha superado las crisis, para Rocío hija la llegada de Fidel es también un balón de oxígeno. Con él salió a pasear el día de San Valentín en la que ha sido la única vez en estos largos y duros ocho días en la que se ha visto a Rocío sonreír y dejar, sólo por unas horas, el hospital en el que su madre continúa hospitalizada. Fidel ha ido a Houston como el resto de la familia, con billete de ida pero sin el de vuelta. Sólo el estado de salud de Rocío Jurado determinará cuando todos los que hasta allí se han desplazado volverán a España.

En Houston continúan José Ortega Cano, infatigable junto a su mujer, los hermanos de la cantante, Amador, con su esposa Rosa Benito, y < b>Gloria, acompañada igualmente de su marido, Paco, el hermano mayor del diestro, Rocío Carrasco y ahora Fidel Albiac son quienes están en Estados Unidos y le dan a la artista la fuerza para luchar contra el cáncer que padece.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más