Tony Anikpe visita todos los días a Raquel Mosquera, que sigue ingresada

Raquel Mosquera continúa ingresada en la clínica López Ibor de Madrid, un centro médico especializado en enfermedades psíquicas, recuperándose de la grave crisis de ansiedad que sufrió el pasado veintisiete de enero cuando se encontraba en su domicilio junto a su marido, Tony Anikpe, y su hija, la pequeña Raquel. La peluquera se recupera día a día con la tranquilidad que le da el estar bajo los cuidados médicos pertinentes y el apoyo continuo de los suyos. No hay día que su marido así como sus padres y hermanos no acudan a visitarla.

A pesar de los rumores que apuntan a una inminente separación del matrimonio nada parece más lejos de la realidad al saber que la mayor parte de las noches de la pasada semana fue Tony quien durmió junto a Raquel y que pasa la mayor parte del día con ella en la habitación. Aunque, sin duda, la visita que más ilusión le ha hecho de cuantas ha recibido esta semana ha sido la de su hija. Tony y Silvia, la hermana menor de Raquel, llevaron a la pequeña que acaba de cumplir los tres meses de vida con el beneplácito de los médicos. La niña continúa en casa de sus abuelos maternos donde la madre de Raquel, Ángeles, y su hermana pequeña, Silvia, la cuidan y miman.

Lo que, sin embargo, continúa sin conocerse con certeza es el diagnóstico médico. Tanto Tony como la familia Mosquera continúan optando por el mutismo más absoluto cuando se les pregunta por la enfermedad de Raquel Se sabe que se trata de una dolencia psíquica ya que fue ingresada Unidad de Psiquiatría del hospital Puerta de Hierro de Madrid y desde allí trasladada a la clínica López Ibor, especializada en dolencias psiquiátricas y psicológicas.

Más sobre: