Victoria Beckham, una coqueta adolescente

Quién iba le iba a decir a la chica que jugaba a los dieciséis años a ponerse mascarillas con sus amigas en una clásica ‘fiesta del pijama’ que años después, siendo una de las celebridades más conocidas del mundo, iba a sentir pudor al volver a verse en su época de adolescente.

La pose sofisticada y el gesto nada natural con el que Victoria Beckham nos deleita en cada una de sus salidas bien sea a una gala nocturna o cuando va de compras distan completamente de la espontánea Victoria a los dieciséis años. Como cualquier otra jovencita llevaba un pijama corto de algodón con Donald y Daisy en el que se lee ‘Días felices’ y que seguro que hoy la mujer de Beckham no se pondría por nada del mundo. Victoria, entre amigas, posa desenfadada, encantada de ser retratada con una de sus primeras mascarillas. Quince años separan estas imágenes y la adolescente inglesa que era, por cierto, mala estudiante, es hoy una mujer conocida en el mundo entero, reconocida fashion victim y que nunca deja su imagen o la de sus hijos al azar. Lo que no ha cambiado es la preocupación de Victoria por su imagen. Si quince años la veíamos probando tratamientos de belleza, hoy es imposible volver a retratarla de esta guisa pero no esconde que le encanta visitar los salones de belleza más afamados

Más sobre: