Victoria Beckham 'combate' la ola de frío con escote, sandalias y sin abrigo

Ni las inclemencias meteorológicas pueden con ella. A Victoria Beckham, más fashion victim que nadie, no le gusta algo tan común como tener en cuenta el tiempo que va a hacer a la hora de escoger modelito. La hemos visto practicando el snowboard en Verbier (Suiza) sin guantes, pasear por Saint-Tropez (Francia) en pleno mes de agosto con botas hasta la rodilla sin embargo, lo que sigue asombrándonos es su capacidad para lucir vestidos de escotes imposibles y sandalias - siempre sin medias, por supuesto- en cualquier estación del año.

Da igual que sea enero o julio, que nieve o caliente el sol, ella no renuncia a sus vestidos palabra de honor, sin nada por encima que la cubra, stilettos de diez centímetros y encima caminar con paso firme, sin piel de gallina y sin dar señales de que el estar a bajo cero le afecte lo más mínimo.

Victoria volvió a demostrar que está inmunizada contra el frío - y de paso contra gripes y resfriados- ayer en París. La ex cantante asistió por la mañana al desfile de Alta Costura de Chanel y por la noche salió de fiesta. Fue entonces cuando ‘marcó’ a todos con su estilo. Cruzó la plaza Vendome (ella se alojaba en el hotel Ritz) con un vestido al más puro estilo Sarah Jessica Parker, de palabra de honor y falda de vuelo de tul en color plata vieja: Los zapatos, con la puntera descubierta, permitían comprobar que lucía una pedicura francesa impecable y que no llevaba medias y eso que las mínimas del día en la capital francesa marcaban -1. Ella ni sentía ni padecía el frío, nada que ver con el común de los mortales.

Más sobre

Regístrate para comentar