Telma Ortiz recoge el vestido que lucirá en el bautizo de doña Leonor

Va a contracorriente, pero el ser cooperante exige estos sacrificios. Mientras la mitad de los expatriados hacen sus maletas para volver a casa por Navidad, Telma Ortiz lo hace al revés. No ha vuelto a casa para tomar el turrón, tampoco ha llegado para tomar las uvas, pero parece que los Reyes (Magos)sí encontraron sus zapatos para dejar sus regalos. La hermana de la princesa de Asturias no ha podido pasar estas fiestas con su familia, pero al menos sí ha podido hacer una escapada posnavideña que le permitirá asistir al bautizo de su sobrina, que se celebrará el 14 de enero. De hecho, la hermana menor de la princesa tampoco pudo viajar a España con motivo del nacimiento de su sobrina, a la que aún no conocía. Y ya con la fecha del bautizo a la vuelta de la esquina, a su regreso no ha perdido el tiempo y se ha apresurado en ponerse manos a la obra en busca, al parecer, de un traje apropiado para el acontecimiento.

En su búsqueda le acompañó su madre, Paloma Rocasolano. Si en la boda de doña Letizia con el príncipe hicieron pleno con el diseñador Felipe Varela, puede que en esta ocasión no sea diferente. Más aún si tenemos en cuenta que Paloma Rocasolano acudió recientemente a la tienda de este modisto y repitió ahora acompañada por su hija. Lo cierto es que Varela se ha convertido en el diseñador de cabecera de la princesa de Asturias, tanto antes del embarazo como durante el mismo, y todo parece indicar que continuará siendo fiel a su buen hacer. Además, los modelos que lucieron tanto su madre como sus hermanas en la boda real se consideraron todo un acierto, por lo que es de suponer que estarán más que satisfechas con el trabajo de este diseñador y es probable que repitan.

En su paseo por las céntricas calles de Madrid, madre e hija se mostraron muy emocionadas y sonrientes. No en vano, éste suponía su reencuentro después de casi tres meses sin verse. Fue entonces cuando Telma se volvió a embarcar en una de sus misiones humanitarias, que en esta ocasión le llevó a desplazarse por varios países de Oriente afectados por desastres naturales. Paloma iba muy conjuntada con una falda en color tostado a juego con una chaqueta en tweed y bufanda y bolso del mismo tono. Por su parte, Telma paseó muy abrigada con un tres cuartos de piel negro y unos vaqueros. Un estilo muy cómodo, fundamental para sus frecuentes desplazamientos en moto, su medio de transporte preferido.

Más sobre: