Paris Hilton, navidades al sol y en familia pero sin boda

Las pistas de esquí, incluso las de las más selectas estaciones, están demasiado ocupadas en Navidad así que Paris Hilton no se lo pensó a la hora de decidir su destino para disfrutar de los últimos días del 2005. El sol, el calor, las playas de arena blanca y las aguas cristalinas vencieron al frío, la nieve y el viento. La cada día más famosa y polifacética heredera desistió de las clásicas navidades blancas y se trasladó a Hawai para disfrutar de unos días veraniegos a últimos de diciembre.

Y con ella fueron sus inseparables. Sus padres, Ricky y Kathy, sus hermanos pequeños Barron y Conrad, su hermana Nicky, a quien acompañaba su novio, Kevin Connolly, su gran amiga, la actriz Mischa Burton, además de el reciente enamorado de Paris, Stavros Niarchos.

Mucho se especuló con que en Maui se iba a celebrar no sólo la Navidad sino también la boda de Paris y Stavros, que llevan saliendo dos meses, desde que ella rompiera su compromiso matrimonial con otro rico heredero de origen griego, Paris Latsis, y Stavros dejara a la actriz Mary-Kate Olsen por la joven Hilton. Sin embargo, parece ser que la boda no ha tenido lugar y todavía habrá que esperar para ver a Paris vestida de novia. Por el momento tampoco se ha visto a Paris luciendo un nuevo anillo de compromiso. De los dos que le regaló Latsis sólo se sabe que no fueron devueltos sino subastados.

Más sobre

Regístrate para comentar