Marta Robles, Sonia Ferrer y Emma García, un trío de bellas presentadoras

Periodistas, guapas, jóvenes y con éxito parece ser el común denominador de las tres, pero seguro que tienen personalidades diferentes.

¿Cuál es el primer adjetivo que se os ocurre para definir vuestro carácter?
MARTA.—Es cierto que soy periodista, me encanta que me consideres guapa y creo que mi mayor éxito no es el profesional sino el personal...¡Y soy mucho mayor que Emma y Sonia! Además de todo eso diría, para definir mi carácter, que soy una persona con una enorme fuerza de voluntad.
SONIA.—Me considero una persona emprendedora, decidida, optimista, luchadora y sensible.
EMMA.—Exigente, autocrítica y muy, muy cabezota.

—¿Cuál es la faceta que más os gusta de vuestro trabajo?
M.—¡La de contar historias, naturalmente! Pero historias que merezcan la pena y que, de verdad, sean de interés social.
S.—La posibilidad de llegar a muchas personas y, sobre todo, el poder sentirme orgullosa de lo que hago.
E.—El vivir situaciones nuevas todos los días, conocer a gente muy diferente y aprender de todos, los famosos y los anónimos.

—Cada una tenéis una trayectoria y unos años de experiencia diferentes, pero ¿cuál creéis que ha sido el paso decisivo de vuestra carrera?
M.—Ya a estas alturas de mi vida, mi trayectoria profesional es larguísima, porque incluso empecé a trabajar mientras hacía la carrera de Periodismo. Y creo que hay dos pasos decisivos en mi carrera: el primero, mi entrada en la revista «Tiempo »,en el año ochenta y siete, y luego, cuando en el año noventa y cuatro presenté «A toda página »,en Antena 3,al tiempo que dirigía y presentaba «A vivir que son dos días »,en la Cadena SER.
S.—Creo que no ha habido ningún paso decisivo en mi carrera; por el contrario, sí que ha habido mucho trabajo, dedicación y un afán constante de superación.
E.—Presentar un programa de gran éxito en ETB:«Esta es mi gente ».Allí estaba cuando me llamaron de Tele 5,hace ya casi cuatro años, para presentar «A tu lado».

—¿Creéis que está desfasada la prensa del corazón de hoy en día?
M.—Lo que creo es que a veces se confunde la prensa del corazón con el cotilleo puro y duro, que no es ni prensa, ni tiene que ver con el corazón. La crónica de sociedad siempre ha existido y, junto a la crónica negra, es uno de los pilares del periodismo; lo que pasa es que ahora en algunos sitios se hace otra cosa distinta. La crónica de sociedad siempre es positiva y desde el punto de vista del protagonista; no tiene nada que ver con hurgar en la intimidad de las personas, y mucho menos con juzgarlas.
S.—Creo que sería un error tratarnos a todos los que nos dedicamos a la prensa del corazón por igual. Aunque un pequeño examen de conciencia colectivo no vendría mal...
E.—Lo que está es muy explotada y saturada, pero también muy demandada.

Más sobre

Regístrate para comentar