Eva González habla de Iker Casillas: 'Con él he aprendido que amar no es sufrir'

- Empezasteis con la llegada de la primavera.
Si, y justo ese día nos hicieron fotografías. Era el primer día que quedábamos de nuevo cuando nos fotografiaron y se supo todo. Antes habíamos estado muchísimas veces juntos y nadie se había enterado. Nos lo empezábamos a replantear todo de nuevo y estábamos tanteando la situación y yo, al ver a los fotógrafos en El Retiro, salí corriendo, porque no sabía que hacer.
- Luego negaste que estuvierais juntos
Yo lo he negado cuando no he estado segura. Al principio, hace un año y pico, cuando no estaba segura pero ahora que sí lo estoy no tengo nada que ocultar aunque cuando se supo en marzo, no lo negué, de hecho, no hablé.
- ¿En qué os parecéis?
Yo creo que en nada. No nos parecemos en nada y yo creo que ahí está el secreto. Yo soy muchísimo más nerviosa y él es el que me para. Yo soy muy impulsiva y él lo piensa todo muchísimo. Yo soy una polvorilla y él es más relajado. Yo le pongo las pilas a él y él me tranquiliza a mi.
- Bueno, entonces en qué coincidís
Coincidimos en el modo de afrontar lo de ser populares y tener trabajos que nos hacen conocidos. Sabemos los dos lo que queremos en este sentido.
- Ya sabes que entre algunos jugadores del Real Madrid, y sus mujeres o novias, se les ha tildado en alguna ocasión de ser algo estirados o en estar únicamente pendientes de su imagen. Iker y tú, en cambio, parecéis distintos.
Yo pienso que donde tu tienes que estar realmente bien es cuando tengas que trabajar o ir a ciertos sitios. El tipo de vida que yo quiero llevar es mucho más sencilla.
- ¿Y él también?
Sí, él eso lo tiene muy claro. En eso coincidimos, los dos somos de la misma manera, accesibles, normales, dos chicos más de veintipocos años.
- ¿Qué te gustó de él?
Al principio yo creo que nada. Al principio tenía el miedo de decir: ‘Puaf, uno de Real Madrid, este me va a chulear como le de la gana’ Pero luego me di cuenta de que no, de que es un chaval normal y eso me gustó que pudiendo ser lo que le de la gana sabe quien quiere ser y es de la manera que quiere y lo consigue. Es humilde y trabajador y sencillo.
- ¿Y a él de ti?
No lo sé.
- Algo te habrá contado
No, no lo sé
- ¿Necesitas admirar para enamorarte?
Sí, siempre, por supuesto. Pero no admirar de decir ‘Mira que bien paró ese gol’, No, admirar en el modo de llevar la vida y necesito que me enseñen siempre porque en el momento que yo deje de aprender supongo que me desenamoraré.
- Sabrás que los futbolistas se casan muy jóvenes.
Yo creo que te casas en el momento en el que estás bien, en el que las circunstancias te lo permiten y que optas por empezar una etapa nueva de tu vida. En mis planes no entra porque ahora yo ahora estoy viviendo una etapa nueva con él y no me hace falta, todavía.
- Sin embargo, tú eres muy familiar y seguro que quieres casarte y tener hijos
Sí, a mi me gustaría formar una familia pero todavía no es el momento. Todavía tengo que trabajar mucho. Yo estoy ahora muy centrada en mi carrera, con muchísimas ganas de hacer las cosas bien y creo que ahora no es el momento.

Más sobre: