Jacqueline de la Vega nos habla en exclusiva de su separación matrimonial

—¿Cómo habéis tomado la decisión de separaros?
—Ha sido de mutuo acuerdo. Los dos vivíamos en el desánimo. Yo le he necesitado en muchas ocasiones y no he podido tenerle a mi lado. Necesitaba su compañía, su complicidad, pero la pareja ya se había desgastado.
—¿El trabajo de Cris y el tuyo propio han podido influir en la ruptura?
—Mucho. En un porcentaje muy elevado. En su escala de valores, el trabajo se ha llevado el primer puesto. Y creo que en mi escala de valores la pareja ha sido ante todo lo primero.
—¿En qué términos se está desarrollando? —De mutuo acuerdo y con muchísima discreción.
—¿Cómo te encuentras?
—Cada día estoy más fuerte. La decisión que hemos tomado para mí ha sido un respiro tras pasar un tiempo muy malo. He estado muy sola. Ahora estoy mucho mejor, lo que no quita que en muchas ocasiones los recuerdos te invadan y sientas añoranza.
—¿Qué te queda después de tanto que has pasado?
—Mucho amor, un amor incondicional. El sabe que siempre me tendrá.
—¿No te duele que él siempre te tenga y tú a él no?
—Sí, ese ha sido siempre mi gran dolor. Estoy segura que ahora como amigo estará sin la presión de ser pareja. Qué pena que tenga que ser así.
—¿En qué situación está vuestra relación?
—Estamos de común acuerdo en las decisiones que estamos tomando, incluso en la de separarnos, como ya te he dicho. Cris me da la razón en todo. Me dice que es verdad, que me ha fallado como marido.
—¿Se ha disculpado o te ha pedido perdón?
—No, no ha hecho falta. Ha reconocido que se ha equivocado y no ha estado a la altura de las circunstancias.
—¿Dónde te has planteado vivir?
—Voy a seguir viviendo en España, aquí tengo mis amigos y mi trabajo. Estoy viviendo en nuestra casa de Madrid porque, como bien se sabe, Cris vive en Sevilla.
—¿Estáis casados en bienes gananciales?
—No. ¡Qué va! Antes de casarme, y esto no lo sabe nadie, le cité en un notario e hicimos separación de bienes. Y le dije: «Ahora pídeme lo que quieras». Siempre he conservado mi independencia económica, lo que no quiere decir que Cris me haya apoyado en mis proyectos profesionales.
—¿Puedes hacer una valoración de los años que has compartido con Cris Lozano?
—Fantásticos. Los buenos han sido muy buenos. Me ha hecho crecer como persona y he aprendido mucho de él. Le sigo admirando muchísimo y le quiero un montón, pero hace tiempo que me ha fallado.
—¿Habéis dejado una puerta abierta a la reconciliación?
—Después de tantos años, no hay puertas abiertas. Es una decisión tajante que hemos tomado los dos. El me tiene y yo le tengo, y eso es lo realmente importante. A los dos nos puede aparecer alguien en nuestro camino. Pero no te olvides que la noche es muy dura y él trabaja con unos horarios que no son nada fáciles para una pareja. Tiene sus peligros... si tú quieres. Pero como todas las mujeres sabemos, la «competencia no duerme». Pero tengo que decir que yo siempre he sido una persona muy segura.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más