Raquel Mosquera y su esposo Tony Anikpe nos presentan a su hija

—¿Es vuestra hija la culminación de la felicidad como matrimonio?
El tener un hijo —responde Raquel— es motivo suficiente para estar muy contentos y felices. Y esto hace que vivamos más ilusionados, si cabe, nuestro presente y nuestro futuro.
—¿Fuiste tú, Raquel, quien le puso el nombre a la niña?
No, fui yo —responde Tony—. Yo he querido ponerle el nombre de su madre porque yo he soñado mucho con Raquel.

—¿A quién se parece?
Tan chiquitita es difícil sacarle parecido, pero a mí me recuerda a Tony y también le veo algo de mí.
—¿Cómo es el día a día con la niña?
La niña es buena, como todos los niños del mundo, y digo buena porque es un bebé que no da guerra, duerme bien, y cuando llora, es porque tiene hambre o porque quiere algo de mí. Pero lo que me encanta es la ternura que me da y cómo sonríe. Tony también sonríe con las palabras de su mujer, para apostillar su respuesta: «Pero cuando se despierta por la noche... Y aun así, la adoro. Le hacemos cositas, nos mira, nos sonríe y se vuelve a dormir.
—Como madre primeriza, ¿qué tal te arreglas con los cuidados de la niña?
Tengo algunos libros de pediatría... A pesar de eso, los padres aprendemos a serlo con nuestros hijos a base de paciencia, dedicación y amor. Aun sin saber nada de todo esto, creo que no lo estoy haciendo mal.
Raquel: ‘El tener un bebé me hace más responsable
—¿Has pedido consejo a tu madre?
Mi madre me aconseja sin que se lo pida, cosa que le agradezco, no sólo por su experiencia —ha tenido cinco hijos—, sino por el cariño con el que lo hace.
—¿Estás dando el pecho a la niña?
Sí, pero estamos dándole una alimentación equilibrada. Dar el pecho a Raquel me produce una ternura y emoción tan enormes que me recuerda a esas imágenes que he visto tantas veces de una madre dando de mamar a su hijo.
—Y tú, Tony, ¿colaboras en los cuidados de la niña?
Por supuesto. Soy padre primerizo y tengo que aprender todo, pero esta condición, además de enseñarte, te hace que cada cosa sea un descubrimiento.

Más sobre

Regístrate para comentar