Grandes amores, fuertes pasiones, lujo, poder, riqueza, negocios y tragedia. Todos estos elementos han salpicado la vida de Aristóteles Sócrates Onassis desde que, allá por los años 20, se convirtiera en uno de los hombres más ricos del mundo.

De telegrafista...
Todo comenzó en 1923. El joven Aristóteles se ve obligado a abandonar su tierra natal, Grecia, sacudida por estallidos de violencia, y atraca en Buenos en busca de fortuna. Comienza a ganarse la vida como telegrafista, trabajando por la noche, pero pronto su prodigiosa mente, con unas dotes extraordinarias para los negocios, empieza a estudiar algunas posibilidades comerciales. Exporta hacia el viejo continente y gana sus primeros pesos pesados. Pronto está al frente de una impresionante armada de petroleros y de un centenar de sociedades en el mundo entero.

... a poderoso armador
Aristóteles se convierte en un multimillonario armador, consciente de que, más allá de sus riquezas materiales, está dotado de inteligencia, carisma y seducción. Se casa con Tina Livanos, la bella hija de otro riquísimo armador, con la que tiene sus dos únicos hijos: Alejandro, nacido en 1948, y Cristina, en 1950.

El romance con María Callas
En esos años, Ari (como le llamaban sus amigos) conoce a María Callas, una de las cantantes más exitosas del momento, y se enamora perdidamente de ella. La pareja mantiene una tormentosa relación que durará doce años.

Más sobre

Regístrate para comentar