Athina Roussel visita al diseñador Valentino para la última prueba de su vestido de novia

Sólo diez días antes de su boda, Athina Hélène Roussel, como dice la invitación para su boda, acudía a la última prueba de su traje de novia. Hasta ahora, la heredera Onassis había llevado con sigilo y la discreción que siempre la ha caracterizado todos los detalles de su vestido de novia hasta que hace una semana se desveló el nombre del creador que no es otro que el gran diseñador italiano Valentino.

La nieta del mítico armador griego Aristóteles Onassis visitaba ayer la casa palacio que el genial modisto tiene en la plaza de España de Roma un día después de haber finalizado en Argentina la última competición hípica en la que participado antes de su boda. Con ella estaba su novio, Doda Miranda, aunque cabe pensar que el jinete no estuvo presente en la última y definitiva prueba del vestido con el que Athina le dará el ‘sí, quiero’ el próximo tres de diciembre. Ningún detalle del vestido ha sido desvelado aunque se sabe que la joven le dijo a sus amigos: "Es el diseñador de mi corazón". Siguiendo el estilo de la joven, seguramente será un vestido de líneas puras y sencillas, sobrio y elegante.

La elección de Athina ha sorprendido a muchos ya que habitualmente viste pantalones vaqueros o chándal, calzado deportivo y jerseys de algodón o camisetas. En una de las escasas ocasiones en las que se le ha visto con un traje de noche fue en la boda de la hermana de Doda, en la que lució un elegante vestido rojo largo de Dolce & Gabbanna.

Más sobre

Regístrate para comentar