El nuevo amor de Ronaldo se llama Brenda Costa y es sordomuda de nacimiento

Una escultural modelo brasileña de veinticuatro años parece ser la causante de que el corazón de Ronaldo vuelva a estar enamorado. Hasta aquí, todo normal. El delantero del Real Madrid sigue fiel a sus gustos. Modelos brasileñas, castañas, de piel morena, labios sensuales, cuerpos de infarto y que triunfan en las pasarelas internacionales parecen ser las preferidas del astro. Y así es Brenda Costa, carioca, reconocida maniquí internacional y que ha sido elegida como una de las veinticinco modelos más sexys del momento.

La prensa de su país hace tiempo que habla de este romance sin que hasta ahora la admirada pareja haya podido ser vista en público. Brenda vive en Manhattan y es una gran deportista que adora nadar, patinar, hacer footing y el voleibol. A pesar de ser sorda de nacimiento, su afán de superación ha conseguido que pueda leer los labios en varios idiomas y que ella consiga hacerse comunicar. Comenzó con clases de foniatría cuando tenía un año y las siguió hasta los dieciséis por lo que ella puede hacerse entender y además domina el lenguaje de los signos.

Las 'Ronaldinhas' del verano
De que Ronaldo es un conquistador que encandila a las mujeres, no nos queda ninguna duda y para muestra no hace falta más que un breve, y no es necesario que muy exhaustivo, repaso a la lista de mujeres con las que se le ha relacionado en dos meses de verano. Y eso que buena parte de este tiempo el futbolista ha tenido que dedicarse a la gira del Real Madrid por Asia y Estados Unidos.

El primer nombre que nos llegó desde Brasil fue el de Livia Lemos, escultural chica play boy rubia y de provocativa belleza. Parecen que duraron poco por lo que Ronaldo se dejó ver en el desfile de ropa de baño de la firma Rosa Cha. Ya se sabe como son los bikinis brasileños y la merecida fama de belleza de las mujeres cariocas. Sobre la pasarela desfilaba una de las mejores tops brasileñas del momento, Raica Oliveira, así que se repitió la popular fotografía tomada hace justo un año, Ronaldo centrado totalmente en la modelo que pasaba en bikini. En esta ocasión, en cambio, había una significativa diferencia. La modelo ya no era Daniela Cicarelli (la protagonista del verano pasado) y con quién el futbolista rompió el pasado mayo sino Raica. La modelo, habitual en Milán, Cibeles y Gaudí, no tardó en desmentir el romance pero eso sí, días después cortaba con su novio.

Días después, el destino y las obligaciones llevaron a Ronaldo a la mencionada gira del Real Madrid y una vez terminada se trasladó a Copenhague (Dinamarca) para asistir al concierto de los irlandeses U2. Allí, el brasileño nos volvió a sorprender. Llegó al concierto acompañado de una bella amiga danesa de la que sólo ha trascendido su nombre, Louise.

Más sobre: