Las primeras imágenes de Rafael Medina y Karolina Kurkova juntos

Sus sugerentes labios, sus ojos verdes y un cuerpo de vértigo son su mejor carta de presentación. Hoy, tiene a sus espaldas un currículo en la moda inabarcable. No hay diseñador que no la pretenda, cobra cifras astronómicas y abre y cierra los desfiles más importantes.

Ocho idiomas, del japonés al ruso
Es una de las herederas de las míticas tops de los noventa. Aunque ese fenómeno ha pasado a la historia, he aquí su sucesora: mide 1,79 cm y tiene unas medidas perfectas (89-59-89), habla ocho idiomas -del japonés, al ruso, pasando por el inglés- y es una de las modelos con la cabeza mejor amueblada.

Uno de sus últimos trabajos ha sido precisamente en España. En Barcelona, en concreto, donde rodó el spot de la campaña de otoño de El Corte Inglés, que estos días inunda televisiones y marquesinas. Pero quizá lo que más destaca de ella -y en eso hay unanimidad- es su simpatía, su profesionalidad y su preocupación por las causas sociales.

Quizá tiene mucho que ver en ello sus orígenes humildes. Y es que Karolina nació -un 28 de febrero de 1984- en una pequeña población checa de Pardubice, aunque se crió en Decin, a pocos kilómetros de la frontera alemana.

Se enamoró de su descubridor
Esta checa se enamoró de su descubridor, el mencionado Alessandro Bazzoni, que la catapultó a la elite de las moda internacional. Con él mantuvo una relación que se prolongó durante años, pero que ahora ha llegado a su fin.

Más sobre

Regístrate para comentar