Las primeras imágenes de Rafael Medina y Karolina Kurkova juntos

Rafael Medina Abascal, duque de Feria y marqués de Villalba, es con sus 26 años el aristócrata con título nobiliario de Grande de España más joven del país, a la par que uno de los solteros más deseados. Estudió en Estados Unidos y cuando regresó a España comenzó a trabajar en banca. Hasta hace muy poco ocupaba uno de los despachos de Credit Suisse, pero un cierto aire aventurero le impulsó a cambiar su trabajo dedicado "a los números" y dar un giro radical a su carrera.

Cambio de trabajo
Ahora acaba de comenzar una nueva etapa en Media Planning, empresa en la que se dedica a organizar eventos. Con su planta, con su estilo y sus dotes para las relaciones ya le auguran un futuro de "crack" en este nuevo campo. O en el que se le proponga, porque no lleva la cuenta de las propuestas para la moda y la publicidad que ha rechazado. Con su perfil aguileño, su mentón prominente, y su rostro con personalidad, bien podría ser el del modelo de los catálogos de mayor lujo.

Pero Karolina no se anda ni mucho menos a la zaga: 21 años y el mundo a sus pies. Su historia comienza en 1999 cuando Alessandro Bazzoni, uno de los cazatalentos italianos más importantes de la moda -y que con el tiempo se convertiría en algo más-, descubre su foto en una pequeña agencia de modelos checa. En poco tiempo, y con tan sólo 16 años Kurkova sienta las bases de su fulgurante carrera. Convertida en unas de las polémicas "baby-tops" -por su juventud, poco más que una adolescente-, firma contratos con los más grandes de la moda y se convierte en la modelo más joven en aparecer en la portada de "Vogue". Un suma y sigue.

Más sobre: