Silvia Jato en su casa de Benalmádena: 'Lo que tengo hoy día me hace feliz'

RAICES Y DIENTE...GALLEGOS
—No es fácil encontrar a una gallega hablando como si fuera... de Valladolid, Silvia.
—No sé. Tal vez tengo la influencia de mi padre, que trabajó en la radio.
—Pero no habrás perdido el acento gallego.
—Por supuesto que no. Cuando llego a mi tierra, cambio: me convierto en gallega cerrada, y eso que llevo en Madrid desde mil novecientos ochenta y nueve. Pero mis raíces son gallegas. Mis raíces... Y el diente: cruzo Piedrafita y ya estoy pensando: "Qué me prepararán, qué carne guisada comeré, qué merluza en dos salsas, qué langostinos también en salsa" (ya sé que los langostinos no son de Galicia, pero en El Braseiro, de Lugo, preparan unos que son un auténtico lujo).

"PASAPALABRA"
—¿En la vida eres tan rápida hablando como en "Pasapalabra"?
—Depende. Cuando me aceleran o me ponen nerviosa, me disparo. En cambio, cuando alguien me decepciona, no me sale ni una palabra, me bloqueo.
—¿Es cierto que de niña tardaste en romper a hablar?
—No empecé hasta los tres años y pico. Me costó muchísimo. Creo que me defendía con sonidos guturales y mímica.
—Y después te desquitaste.
—¡Vaya que si me desquité! En el colegio me castigaron muchísimas veces por hablar. Hasta me llegaron a poner esparadrapos en la boca. Las pobres monjas ya no sabían qué hacer conmigo.
—¿Te gusta el silencio?
—Me gusta solamente cuando lo prefieres a estar mal acompañada. Pero me gusta el silencio con un sonido de la Naturaleza por debajo. Me encanta el ruido, el susurro del agua, algo que sabréis que no falta en esta casa. Ni en mi casa de la sierra, en Madrid.
—Habrás oído, sin duda, lo que se dice por ahí: que acaso estés desaprovechada en televisión. ¿Tú qué crees?
—Lo he oído, me lo han dicho. Pero yo no lo pienso, porque soy muy feliz con lo que tengo cuando funciona. No soy ambiciosa en ese sentido. Además, para eso están los directivos y las cadenas. En mi caso me dejo llevar por los míos, que, por cierto, me acaban de dar un nuevo programa que, sin dejar "Pasapalabra",ya estamos preparando.
—En el ranking de los presentadores estás muy arriba, ¿no?
—Me han dicho que, según un último estudio, aparezco en segundo lugar, por detrás de Matías Prats. Pero tampoco me fijo mucho en eso: soy muy joven, me han dado ya mucho reconocimiento... Y no tengo ninguna prisa: el poder entretener a las personas tarde tras tarde y el que estas personas te sigan, me hace disfrutar muchísimo. Por lo tanto, no puedo pedir más.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más