Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, felices en Sotogrande

No hay más que ver las fotografías que acompañan este reportaje para que no quede duda que Luis Alfonso de Borbón y su esposa María Margarita Vargas Santaella son la viva imagen de la felicidad. La pareja de recién casados (el próximo mes de noviembre celebrarán su primer aniversario de boda) disfrutan de sus vacaciones estivales en Sotogrande (Cádiz) acompañados de la familia de ella y disfrutando de un deporte al que Luis Alfonso se ha aficionado mucho últimamente, el polo.

María Margarita le acompaña en los partidos y entrenamientos y en los tiempos libres contemplan el paisaje, pasean por los alrededores o se sientan sobre el verde campo y en todas sus miradas, en todos sus gestos se revela que están más enamorados que nunca. A pesar de que un día se les vio mantener una pequeña discusión algo muy normal en cualquier pareja, queda así claro que las imágenes de televisión en las que aparecían discutiendo, han sido simplemente una anécdota o algo, si se quiere, bastante normal y habitual en muchas parejas. No es, por tanto, ni acertado ni justo -sino más bien sacar las cosas un poco de quicio- decir que tras una discusión se hayan reconciliado. Están felices y enamorados viviendo la dulzura de los primeros meses de casados.

También estos días, han vuelto a aparecer los rumores de que pudieran estar esperando su primer hijo, extremo que no han querido confirmar ni desmentir hasta el momento ninguno de los dos. Exquisitamente educados, y siempre discretos, sólo han querido responder con un ‘Gracias’ cuando se le ha preguntado por la noticia. Nunca un mal gesto ni una mala cara como ya hicieron durante su estancia, a principios de verano, en Santander. En aquel momento, el joven matrimonio coincidió con la madre de Luis Alfonso, Carmen Martínez-Bordiu con quien salieron a cenar.

Vacaciones familiares en Sotogrande
Como decíamos, Luis Alfonso y María Margarita están en Sotogrande junto a la familia de ella. Víctor Vargas, presidente del Banco Occidental de Venezuela, y Leonor Santaella, tienen su yate ‘Allegro’ atracado en el muelle de abrigo del puerto porque no entraba en los normales. En el fantástico barco, de sesenta metros de eslora y que cuenta con veinte personas en tripulación, se aloja toda la familia durante su estancia en Cádiz.

Con ellos también están Victoria, hermana mayor de Margarita, y su marido, Francisco D’Agostino. Víctor Vargas y sus yernos han participado en los diferentes torneos de polo organizados en el Santa María Polo Club con los dos equipos que posee, Lechuza Caracas I y Lechuza Caracas II. De hecho se ha publicado que el suegro de Luis Alfonso se ha traído cerca de ochenta yeguas para competir este verano. Luis Alfonso, que siempre ha sido un gran deportista, parece que cada vez está tomándole más afición al polo, un interés que comparte con el padre de su esposa.

Más sobre: