Francisco Rivera Ordóñez: 'Para mí, lo más emocionante en la vida es que mi hija me abrace'

Confesiones en la pequeña pantalla
A pesar de un verano lleno de compromisos oficiales (el último en la plaza de toros de Alcalá de Henares, donde, desafortunadamente, no consiguió el éxito alcanzado en Antequera y sólo recibió silencio en sus dos toros), Francisco Rivera Ordóñez acudió a un popular programa de televisión, presentado por Jesús Quintero, y realizó algunas declaraciones que confirman su amor por la pequeña Cayetana, por la que, según confesó, estaría dispuesto a abandonar antes de lo previsto el mundo del toreo: "Mi hija puede influir en darme fuerzas, puede influir en que me vaya pronto de aquí, puede influir en muchas cosas, pero yo creo que siempre va a ser una influencia positiva".
También afirmó: "Estar enamorado es bueno para todo, hagas lo que hagas (…). Y, para torear, enamorado es mucho mejor. Vas a sacar cosas dentro de ti que si no estás enamorado no sientes y no llevas en ese momento". Y, sin duda, lo que más valora, a lo que da más importancia y por lo que sería capaz de dejar todo es por un abrazo de su hija: "Cuando mi hija me abraza, ni toro ni nada. Eso sí que es emocionante".

’Solo a la hora del toro’
La página web de Francisco Rivera Ordóñez nos habla del torero desde su más tierna infancia y de su pasión por el mundo del toro ("Siempre solo a la hora del toro"). Despliega un álbum familiar, en el que se puede ver, entre otras imágenes, una fotografía de Francisco Rivera de la mano de su padre, el inolvidable "Paquirri" (el próximo 26 de septiembre se cumplirán veintiún años de su muerte). Pero no sólo de pasado y recuerdos familiares se alimenta esta ventana abierta del torero hacia sus "fans". En ella, se puede ver una galería de imágenes, en las que el diestro ha colgado alguno de sus momentos más memorables dentro de la plaza… y fuera. Como la ocasión que acudió a Mozambique a practicar una de sus pasiones, la caza, y se fotografió junto a un búfalo recién abatido. Y en un espacio titulado "Muy personal", el matador refleja sus sentimientos ante el toro: "Cuando estás a un metro del toro y éste te mira, se para el tiempo. Solos el toro y tú, en ese instante no existe nada. Mis sentidos se disparan como estrellas fugaces y las sensaciones recorren toda mi mente, cuerpo y corazón".

Más sobre

Regístrate para comentar