Francisco Rivera Ordóñez: 'Para mí, lo más emocionante en la vida es que mi hija me abrace'

Francisco Rivera Ordóñez se ha dejado seducir por la magia de las nuevas tecnologías y acaba de inaugurar una página web, www.riveraordonez.com, en la que, entre otros aspectos, se preocupa por cuidar su imagen y por dar a conocer a sus admiradores algunos aspectos desconocidos de su vida. Por ejemplo, su faceta de cazador, más concretamente en el corazón de Africa, en Mozambique. En estos tiempos que corren, en los que se ve a Eugenia Martínez de Irujo radiante junto a Gonzalo Miró —sin ocultar su amor ni temer a las cámaras—, no se aprecia la misma felicidad en el torero, que, sin embargo, se ha refugiado más que nunca en el trabajo para hacer frente a los desatinos del corazón: "Mi profesión ha sido mi refugio —ha dicho—; en ella he encontrado muchas satisfacciones y por ella he podido salir adelante". Este verano está siendo un buen ejemplo de cómo el matador se está volcando en su trabajo.

El trofeo de los enamorados
Mientras la duquesa de Montoro continúa viviendo su periplo veraniego, que la lleva de un punto a otro de nuestra geografía, siempre de la mano de Gonzalo Miró, Francisco Rivera Ordóñez pasea su soledad de plaza en plaza. En uno de los últimos festejos taurinos en el que participó, en Antequera, acompañado por Juan Antonio Ruiz, "Espartaco", y José María Manzanares, padre, logró salir a hombros tras cortar dos orejas a su primer toro. Y es que, como todo diestro de buena casta, parece que en los momentos difíciles se crece. Tanto es así que consiguió abrir la puerta grande de la plaza y recibió un trofeo que, a la vista de su vida sentimental, parece cuando menos paradójico: el Trofeo de los Enamorados.

Más sobre: