Cari Lapique y Carla Goyanes, confidencias al terminar el verano

‘Capacidad y tenacidad
—¿Dónde habéis estado este verano?
—En Ibiza, con mi hermana, mi cuñado y amigos.
—A tenor de las fotografías, no faltará quien te diga que más que madre e hija parecéis hermanas. ¿Hasta qué punto te lo crees?
—Me da la risa, porque, obviamente, se nota que es un amable cumplido.
—¿Cómo ves ahora a Cala? ¿Cómo está?
—Está muy bien. Centrada en sus estudios, en el trabajo y en sus amigos.
—¿En qué crees que se parece a ti y en qué a Carlos, tu marido?
—A mí se parece en lo que se refiere al sentido de la responsabilidad y de la constancia y en que también le gustan, como a mí, los niños pequeños.
—¿Tiene Carla alguna cualidad que no tengáis ni Carlos ni tú?
—Sí, la capacidad y la tenacidad para estudiar.
—¿Y cuál crees que es el rasgo o virtud que más le caracteriza?
—Su generosidad para con los demás en todos los aspectos.
—¿Tenéis algún parecido en los gustos a la hora de vestir?
—Sí. Nos gusta la ropa muy similar, aunque cada una en su edad. Compramos en los mismos sitios y compartimos bastantes cosas, como los bolsos, los zapatos…
—¿Y a la hora de comer?
—La hora de comer es muy difícil para Carla; le gustan muy pocas cosas y creo que la culpa es mía, que de pequeña no la obligué, ya que fue prematura y comía muy poco.
—¿Con quién tiene Carla más confianza, con su padre o contigo?
—Depende. Para ciertas cosas, conmigo; para otras, con Carlos que es un gran padre y tiene mucha más paciencia que yo para razonar esos temas.
—¿Eres dura con tus hijas? ¿Es duro Carlos?
—Yo soy un poco más estricta; sobre todo, cuando eran pequeñas. Carlos las sigue mimando mucho.
—¿De qué estás más orgullosa de tu hija Carla?
—De lo buena persona que es.
—¿Qué es lo que no perdonas, Cari?
—La mentira, la hipocresía, el cinismo y la deslealtad. —Pero si te piden perdón, ¿sabes perdonar?
—Sí. Yo soy muy poco rencorosa.
—¿A qué te dedicas profesionalmente?
—Compagino la dedicación a mi inmobiliaria familiar con el trabajo en joyería Suárez.
—Y en tu tiempo libre, ¿qué sueles hacer?
—Me gusta mucho leer y rodearme de niños, por los que siento una gran debilidad. En general tengo, gracias a Dios, una vida muy organizada, algo por lo que he luchado siempre.

Entrevista con Carla
—Carla. ¡Hay que ver lo que va de un verano a otro! ¿No?
—Sí. La verdad es que de uno a otro pasan muchas cosas.
—¿No querrías por nada del mundo un verano como el del pasado año, aunque supusiese tu felicidad?
—No lo querría. Y espero no tener que pasar por algo parecido para ser feliz.
—¿Cómo te han ido los estudios el pasado año?
—Aprobé todo en febrero y junio. Así que bastante bien.
—¿Y todo aquel revuelo que se formó en torno a ti el otro verano no te impidió concentrarte después en tu carrera o, por el contrario, encontraste en el estudio una especie de refugio?
—Procuro separar mis estudios de todo lo demás. Y creo que mis estudios me ayudaron, por otra parte, a desconectar.
—¿Qué curso vas a iniciar este año y cuándo acabarás tu carrera de Administración y Dirección de Empresas en el ICADE?
—Este año empiezo quinto y termino. ¡O eso espero!
—¿Piensas ponerte a trabajar cuando acabes?
—Sí, espero poder empezar a trabajar cuando finalice mis estudios.
—¿En qué especialidad te gustaría hacerlo?
—Me gustan el marketing, la publicidad, la comunicación. Puede que empiece trabajando fuera de España.

Más sobre

Regístrate para comentar