Verónica Hidalgo: confesiones cinco meses de su elección como "Miss España"

—¿Mantienes las ilusiones en tu «reinado»?
—Sí, y espero que en el futuro se traduzcan en trabajos en la televisión. Como presentadora o como actriz, me da igual.
—¿Qué es lo mejor que te ha pasado desde que eres «Miss España»?
—Lo mejor fue cuando me coronaron. A partir de ahí me ha gustado mucho la gente que he conocido y los trabajos que he hecho.
—¿Soñaste alguna vez con conseguir todo lo que has logrado?
—Sí, lo había soñado, pero nunca había pensado que lo lograría.
—Ahora que se ha hecho realidad, ¿es como te esperabas?
—La verdad es que sí. Sabía que tendría que trabajar mucho, no parar, viajar, lidiar con las polémicas...
—¿Estás pagando un precio alto por tu título?
—No. Además, llevo muy poquito. Lo mejor seguro que está por llegar.
—Te sometiste a una operación de aumento de pecho. ¿Te operarías de algo más?
—De momento no, aunque según pasan los años te vas estropeando un poquito.
—¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta?
—Mi cara.
—¿Y la que menos?
—Siempre he tenido mucha manía a mis piernas, aunque todo el mundo me dice que las tengo largas y bonitas. Es una tontería de toda la vida. Me las veo un poquito anchas de tobillo; después las veo en foto y dan bien. Antes no me gustaba llevar minifalda, pero desde hace años me atrevo más.
—¿Tienes ganas de encontrar el amor?
—Ahora mismo no pienso en ello porque no quiero que nadie me conquiste. Estoy muy liada y quiero dedicarme sólo a mi trabajo. Si llegara alguien me gustaría que me hiciera feliz, que fuera amable, que me hiciera reír, y si además es guapo, mejor.
—Si pudieras verte dentro de unos años, ¿qué te gustaría haber conseguido?
—Ser una buena actriz, seguir viviendo en Madrid, comprarme una casa, estar bien situada y con una buena familia.
—¿Qué es lo que más admiras en una persona?
—La sinceridad y la naturalidad. Me va mucho la gente que cuando habla, lo hace de corazón y no falsamente.
—¿Qué planes tienes de verano?
—En este mes cogeré vacaciones. No sé exactamente adónde iré, pero me reuniré unos días con mis padres.

Más sobre: