Fabiola Martínez, novia de bertín Osborne, habla por primera vez de su relación con el cantante

"Soy completamente inocente"

—¿Sabrás de la fama de Bertín con las mujeres?
—¡Nooo! (Risas.) La verdad es que soy completamente inocente, y eso me salva.
—¿Ha cambiado desde que te ha conocido?
—La gente no cambia, se puede intentar ser mejor.
—¿Pero contigo se porta bien?
—Por supuesto. A mí me quiere muchísimo.
—¿Pero no le ves distinto?
—No lo sé. No le conocía antes. Conozco el Bertín que yo tengo, y sé que hasta ahora nunca me ha hecho pasar un mal rato.
—Igual has tenido que ponerte seria.
—No, él sabe muy bien lo que tiene que hacer.
—¿No tienes que enfadarte siquiera?
—Bueno, alguna vez, pero sabe muy bien hacer las cosas.
—Igual le tienes dominado.
—Para nada. Quien piense eso, no le conoce. Bertín es incontrolable. Siempre ha hecho lo que ha querido.
—Bertín ha declarado hace poco que ahora había llegado el momento de volver a casarse. ¿Tú qué opinas?
—Que siempre hay un momento para todo.
—¿Pero no estarás en contra?
—No, para nada. Lo que pasa es que al haber pasado ya la experiencia, se piensa más.
—¿Crees que cambiarían las cosas entre vosotros porque os casárais?
—En las relaciones actuales, no. Por ponerte un ejemplo, ahora no vivimos juntos, él vive en Sevilla y yo en Madrid. Nos vemos todos los fines de semana, o él viene a Madrid o yo voy a Sevilla. Le acompaño a los conciertos y estamos en contacto todos los días. Supongo que si nos casáramos algunas cosas tendrían que cambiar.

"Cada vez pienso más en ser madre"

—También ha dicho Bertín que le gustaría ser de nuevo padre, y si fuera un varón, mejor. ¿Qué opinas tú?
—Me encantaría. Es una de mis asignaturas pendientes. Tengo treinta y dos años y cada vez pienso más en tenerlos.
—¿Habéis hablado de ello?
—No, igual que seriamente no hemos hablado de matrimonio. Lo que sí tengo claro es que una cosa tiene que ir acompañada de la otra.
—Con las hijas de Bertín, ¿cómo te llevas?
—Fenomenal, son unas chicas estupendas.
—¿Crees en la familia?
—Creo que como he tenido una familia pequeña, me encanta tener la casa siempre llena de gente. Cuando me separé compartía piso con siete amigas y fue una época fantástica. La familia, como institución, me parece perfecta. A mí me gustaría tener dos hijos, sería lo ideal.
—¿Cómo te gustaría que fueran los próximos años?
—Como dice la canción... "Virgencita, que me quede como estoy".

Más sobre

Regístrate para comentar